Cubita NOW

Kamala Harris podría ser la vice de Trump bajo este raro resultado electoral

Por Alexa Rodríguez - viernes 9 de octubre de 2020

Miami, Donald Trump, Estados Unidos

Featured Image
Tomado de CNN

La victoria de Trump en 2016 les recordó a muchos estadounidenses que es el Colegio Electoral, y no el voto popular, es el que determina quién gana o pierde una elección presidencial en los Estados Unidos. Aunque Clinton obtuvo casi tres millones de votos más que Trump, este último tuvo la victoria en Wisconsin, Michigan y Pensilvania por pequeños márgenes, lo que fue suficiente para obtener una mayoría en el Colegio Electoral.

Por extraño que haya sido este ciclo electoral, deberíamos considerar un escenario que, aunque poco probable, es uno que deberíamos estar preparados para enfrentar, especialmente en el entorno actual de desconfianza y polarización: un empate electoral. El único empate en el Colegio Electoral ocurrió en 1800, después de lo cual se agregó la 12ª Enmienda a la Constitución.

No se necesita mucha imaginación para pensar un mapa en el que podría ocurrir un empate en noviembre, y dado el estado actual de las cosas, el país está mal preparado para tal ocurrencia. Un vistazo rápido al mapa electoral muestra que si todo sigue igual que en 2016 con la excepción de Michigan, Wisconsin y Arizona que se vuelven azules, el resultado sería un empate 269-269.

Alternativamente, si los partidos reclamaran exactamente los mismos estados que hace cuatro años, pero Biden gana los estados de Michigan, Pensilvania y el voto electoral del Segundo Distrito Congresional de Nebraska, las elecciones de 2020 también terminarían en un empate.

Suponiendo que todos los electores voten como se espera y ningún candidato recibe la mayoría de los votos del Colegio Electoral, la elección pasaría al proceso de contingencia, que se ha utilizado tres veces en la historia de Estados Unidos, todos en el siglo XIX.

En una elección contingente, la Cámara de Representantes se encarga de determinar al ganador de la presidencia, mientras que el Senado elige al vicepresidente. Potencialmente agregando más intriga, tampoco hay nada en la Constitución que requiera que los miembros de la Cámara o el Senado celebren sus deliberaciones o emitan sus votos en público. Durante la elección contingente de 1825, los votos se emitieron en secreto.

En la Cámara, los miembros deben elegir entre los tres principales candidatos que obtuvieron votos electorales para la presidencia. Cada delegación estatal obtiene un voto, independientemente del tamaño de su delegación. Este proceso enfatiza el poder del estado y los estados pequeños tienen tanto que decir con respecto al próximo presidente como los más poblados. Por lo tanto, Wyoming (población, 580.000) y California (población, 40 millones) tienen la misma influencia en este proceso.

Actualmente, 26 delegaciones estatales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos son mayoritariamente republicanas, 23 estados tienen mayoría demócrata y 1 estado tiene el control del partido dividido. No sabremos hasta después del día de las elecciones, y quizás mucho después, cuántas delegaciones estatales de la Cámara de Representantes están controladas por qué partidos en el 117º Congreso entrante. Si el control de la delegación se mantuviera sin cambios, es muy posible que Joe Biden pudiera ganar el voto popular por millones y tener la Cámara controlada por su propio partido solo para perder la presidencia porque los republicanos controlaban más delegaciones de la Cámara.

Si bien todo esto puede parecer descabellado, Donald Trump ha planteado la idea de que podría ganar la presidencia en una elección contingente. En respuesta, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, instó a sus compañeros demócratas de la Cámara a redoblar sus esfuerzos para garantizar que los demócratas obtengan la mayoría de las delegaciones de la Cámara. Claramente, escenarios de este tipo están en la mente de los líderes de nuestra nación.

La elección del vicepresidente recae en el Senado y cada senador tendría un solo voto. Los senadores elegirían entre los dos principales candidatos que obtuvieron votos electorales para la vicepresidencia. Si bien los republicanos pueden mantener su mayoría en el Senado, es muy posible que los demócratas tengan una escasa mayoría en el 117º Congreso. Por lo tanto, en un escenario de contingencia, es muy posible que Donald Trump gane la reelección y Kamala Harris sea su vicepresidenta.

Más información en este enlace.

CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com