Cubita NOW

Doctor cubano revela cómo casi pierde a su hermano en la 'Misión en Venezuela'

Por Jorge Díaz - lunes 29 de marzo de 2021

Sociedad, America Latina, Ciencia y Salud, Cuba, Venezuela

Featured Image
Foto de: Alexander Jesús en Facebook

El doctor cubano Alexander Jesús conocido por duras críticas al gobierno, ha decidido remover una fibra sensible y hablar nuevamente de su familia y de las cosas que por supuesto conllevaron o influyeron en la radicalización de su pensamiento.

Cansado y como él mismo refiere ‘operado de la ceguera’ galeno denunció en meses recientes, la pérdida de su padre, por no tener los insumos para atenderlo. Ahora cuenta la dolorosa experiencia sufrida en Venezuela mientras se encontraba trabajando para el gobierno cubano en las mal llamadas ‘misiones internacionalistas’.

Resulta que Alexander Jesús no es el único doctor en su familia, su hermano menor también es médico y lo que le ocurrió a este último, así como el nulo apoyo de las autoridades que deberían velar por é, es una experiencia totalmente desgarradora.

Así lo muestra en su relato:

Este joven que ven en la foto si el de camiseta negra, el otro no el otro es un viejo .. este joven es mi hermano, no hermano como decimos a buen cubano es mi hermano de sangre.. al que cargaba cuando nació para que se durmiera, al que su primer juguete se lo compré yo y quien lo buscaba casi todos los días a la guardería.

Resulta que este joven se hizo médico y como todos, tuvo que ir para la escuela de las misiones, Venezuela..digo tuvo porque para nadie es un secreto que la única forma de un médico hacerse de un dinero en este país es yendo a una misión aunque sepas que el dinero te durara solo meses para luego tener que volverte a ir, se torna todo un círculo vicioso. Luego de estar 15 meses sin ver a su familia logra venir de vacaciones recoger el dinero ahorrado cambiarlo en dólares para su retorno. Al retornar para Venezuela decido irme con él, un poco en el fondo para como hermano mayor tenerlo cerca y cuidarlo y otro para igual hacerme de algún dinerito para seguir sobreviviendo. Al llegar juntos pido reunificarme con él, o sea estar los dos en un mismo CDI pero eso no fue posible alegando que ya estábamos en un estado juntos que ya con eso era reunificación. 

En fin que mi hermano fue para un CDI y yo para otro el 14 de febrero del 2020 en el estado de Caracas. Luego de 3 meses sin vernos aún estando en el mismo estado debido a que por el día estábamos trabajando y en Venezuela no se puede salir después de las 5 p.m.... recibo una llamada en horas de la tarde desde un teléfono desconocido, era mi hermano casi en un temblor y tartamudo me dijo que unos malandros le habían puesto una pistola en la cabeza entrando a la casa lo amordazaron y le habían llevado todo. Cuando digo todo, es todo, a él y otro médico que se encontraba en la vivienda, le llevaron el celular, el dinero guardado que era para comer, pues para comer hay que llevarse los dólares de Cuba; le llevaron todo lo que había comprado con sacrificio para al menos tener una vida de humano en Cuba. Gracias a Dios le dejaron una sola cosa la más importante, su vida. Fue reportado de inmediato el robo al Estado pero como era ya las 5 p.m. fueron al otro día a evaluar, informándose también a la policía venezolana la cual es por gusto pues en ocasiones los mismo policías son los malandros y jamás encuentran a nadie.

Nada que mi hermano fue llevado para otra casa pero nunca para donde estaba yo, nunca lo llevaron a ver un psiquiatra ni a evaluar su estado mental después de un trauma de ese tipo. Nadie del estado le dio ni una bolsa de comida para que fuera alimentándose ni algún tipo de apoyo económico para que comprara la comida. Sálvese quien pueda, yo inmediatamente apenas sin conocer Caracas me trasladé a donde lo habían cambiado y le llevé el dinero que tenía para comer así como algunas cosas de aseo. Era lo menos que podía hacer y casi lo único, hasta que nuestra madre pudiera enviarnos dinero en dólares para volver a comprar comida, solo le quedó la opción de pedir fin de misión y retornar a Cuba, pues todas las noches con pesadillas no lo dejaban dormir y así tenía que seguir trabajando día por día sin importarle a nadie si comiste, si duermes bien, qué necesitas.



Recomendado para ti

CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com