Cubano rescatado en la frontera de Bielorrusia: buscamos 'un mejor futuro”

Redacción de CubitaNOW ~ martes 24 de enero de 2023

Article feature image
Fotos: Mario Alberto Céspedes Pérez.

Mario Alberto Céspedes Pérez dio detalles este domingo sobre su situación tras ser rescatado junto a otro cubano en la frontera de Bielorrusia, donde por poco mueren debido al frío en esa región y sufrieron maltratos de los agentes fronterizos.

“Mi situación actual es con una afectación de salud que aparentemente es una quemadura generalizada en ambos pies por exposición prolongada a bajas temperaturas en los pantanos. Hay una inflamación considerable, tratamiento médico no he recibido ninguno hasta el momento”.

“Recibimos asistencia al llegar a Rusia de un amigo de Puerto Padre que me conoce, Álvaro Eliécer, por mediación de Idalmis a quien también agradezco su apoyo así como al señor Félix, quien gentilmente nos ha acogido como un familiar más con esa benevolencia y solidaridad típico de todo buen cubano”.

“De momento y en relación a mi amigo el doctor Michael Méndez sólo voy a confirmar lo que se ha filtrado, parece por fuentes oficiales, que se encuentra hospitalizado con una lesión al igual que yo pero un poco más severa y que está por definirse la conducta médica a seguir pues lamentablemente en su caso hizo fiebre y está en estudio en un centro hospitalario donde se trasladó en la tarde de hoy aquí en Moscú”.

“Por respeto a mi compañero y a una petición familiar me limitaré solo a confirmar esto”.

“Es realmente lamentable el resultado un poco de nuestras decisiones ciertamente como me han querido hacer ver algunos, los menos pero son más lamentables cuando en estas decisiones influyen hechos que no estaban previstos y que desgraciadamente cambian el curso de las cosas. Michael y yo nunca salimos a cruzar un río helado en Lituania, que se entienda”, aclaró.

“Por estos días me han pedido y he dado varias entrevistas a raíz de los sucesos en la frontera Bielorrusa a diferentes medios de prensa digital. Para los que nos critican, para esos que a veces no entienden las razones por las cuales uno llega al punto de poner en peligro su vida (dejo) en una sola palabra la fuerza y el coraje que tenemos cuando nos enfrentamos a situaciones de peligro en busca de un mejor futuro. Esa palabra es simple y se llama FAMILIA. Al menos en mi caso”, dijo este lunes.

“En el caso de Michael no me atrevería a hablar por él porque no me corresponde. Pero todo ser humano tiene sueños y aspiraciones que de pronto te das cuenta que te faltan, que las ansías y no las puedes tener porque no están o te las robaron”.

“Al día de hoy continuamos en recuperación. Sin mucha novedad. Michael sigue hospitalizado. Gracias por su apoyo. Un mundo mejor es posible, depende de nosotros mismos, no dejemos de soñar. Gracias Dios por una segunda oportunidad. Tú por delante”, concluyó.

Image

Mario Alberto Céspedes Pérez compartió el pasado miércoles su duro testimonio: “Amigos del mundo y familia que me siguen, está en juego mi vida y la de mi amigo el doctor en Medicina Veterinaria Michael Méndez Vega por azares del destino y decisiones que tomamos y salieron mal lamentablemente. Vinimos a Bielorrusia el día 11/01/2023 en el vuelo B2938 de la Aerolínea Belavia que salió del Aeropuerto de Kazan Rusia a las 4:16 de la tarde”.

“Al llegar nos llamó la atención que no había inmigración en el Aeropuerto de Minsk, no nos pusieron ningún cuño en el pasaporte o sea como si no estuviésemos aquí. Obviamente aunque para la Ley está mal, vinimos con la intención de cruzar la cerca fronteriza que separa a este país de Polonia para seguir vía este país rumbo a España con la intención de mejorar nuestra situación económica y la de mi familia, mis tres hijos, mi mamá, mi esposa y mi abuelita enferma”.

“Las cosas no han salido bien, aunque lamentablemente logramos cruzar la primera cerca fronteriza, la Bielorrusa, los guardias fronterizos nos detectaron y nos cazaron con un perro y comenzó una película de terror”.

“Nos han golpeado, nos han tirado las pocas cosas que teníamos y nos prometieron llevarnos para cruzarnos a Polonia y luego lo que voy a revelar aquí será peligroso pero no me importa porque probablemente está sea mi última publicación”.

“Nos montaron junto con inmigrantes de Siria en un furgón como animales y nos llevaron no a la frontera de Polonia sino a la de Lituania en una selva donde hay lobos y hay un río que se congela para que cruzáramos ese río e ingresáramos a Lituania, una misión no imposible pero difícil”.

“El punto es que mi amigo y yo decidimos no cruzar y en un chance logramos escapar porque tenemos un pasaje de regreso a Rusia para el día 20. Pero luego de caminar kilómetros de bosques con pantano y salir a un pequeño pueblo llamado Yakuьovichi Якубычв nos capturó la guardia fronteriza nuevamente en la noche, justo cuando hablaba con mi esposa en Cuba”.

“Nos golpearon, encendieron explosivos en mis pies para asustarnos y por más que les rogamos que nos llevarán a Minsk para tomar un vuelo de regreso a Moscú y regresar a Cuba con la familia nos dijeron que no y nos regresaron a una ubicación más lejana que la primera igual frente a la frontera de Lituania y nos dijeron que si no cruzábamos nos iban a matar”.

“Y es así como hoy escribo esto casi sin aliento, sin comida y sin agua ya prácticamente, tomando agua lluvia y de río. Mi esposa me dijo que llamó a la Embajada pero aún no hay nada claro”.

“En breve me quedaré sin baterías de celular, probablemente si no hay una movilización rápida de alguna ONG u organización o la Embajada de Cuba en Bielorrusia, nos encuentren muertos a la orilla del del río. Nuestra última posición era esta LN 53°57'0" y LE 24°30'34".

“Decidimos, mientras haya fuerza, avanzar y cruzar o intentar cruzar el río rumbo oeste si las fuerzas nos dan para llegar a un punto en Lituania llamado Musteika. No sabemos la reacción de las fuerzas fronterizas de Lituania pero responsabilizamos por lo que nos pase al gobierno bielorruso y específicamente a la guardia fronteriza de Halynka que fue quien nos detuvo inicialmente”.

“Por favor, compartan esto con todas las personas posibles y si alguien conoce un teléfono o alguna organización de rescate los agradezco. Quisiera volver a ver a mis familiares. Estoy en medio de la nada”.

“Mami, Ileana, mis hijos, la madre y padre de Maikel, perdón por no haber logrado hacer las cosas bien. Los quiero a todos. Probablemente si no nos rescatan estaremos muertos de frío o de hambre en unas horas. Ileana cuida de mis niños y mi hija, por favor. Perdón a todos. Nos equivocamos y esta vez fue en serio”.

Image

Recomendado para ti

Tambien te puede interesar