Cubita NOW

Cubano advierte que la cubierta de la Torre K podría afectar al Hotel Habana Libre

Redacción de CubitaNOW - jueves 14 de julio de 2022

Tecnologia, Sociedad, Cuba

Featured Image
Foto: Redes sociales/Y. Arias

Un cubano cree que el nuevo hotel construido en el Vedado habanero podría poner en peligro a un emblemático edificio muy cercano al mismo: el Hotel Habana Libre.

Yoel Arias Hernández reflexiona sobre un problema que ya ha sido denunciando con anterioridad, la cubierta de cristalería de la Torre K, cuya influencia afecta a choferes y autos por la avenida 23, y que más adelante podría convertirse en una lupa gigante que amplifique el calor de los rayos solares.

Su percepción no está alejada de la realidad. En días recientes cuando el meteorólogo cubano Elier Pila Fariñas hizo la denuncia en Twitter advirtiendo: “¡No se si habrán pensado en esto cuando diseñaron el edificio, pero le faltan la mitad de los cristales y ya encandila el reflejo del sol hacia 23”; el arquitecto cubano Adrián González confirmó la situación.

“Sin dudas un error que la ciudad pagará. El impacto en el contexto va mucho más allá de la baja calidad estética. Y no hay que ir a Londres, el error ya lo cometimos en La Habana: Obispo y Mercaderes lo sufren a diario desde la rehabilitación de San Gerónimo”, explicó.

 





Ahora Yoel Arias Hernández un cubano que analiza el hecho aporta nuevas ideas dejando otras interrogantes “cuando la Torre K esté concluida, incluso antes, ya habrá causado afectaciones a su medio ambiente, su ecosistema podríamos decir”, expone.

“Cuestionada desde antes de comenzar su ejecución por las normas urbanísticas que viola y que olímpicamente se ignoraron, será cuando ya esté en fase de culminación el momento en que se noten más sus estragos”, advierte.

Arias Hernández vuelve sobre el incremento de la luz y el calor que afectará a inmuebles vecinos a la Torre.

“El principal problema a enfrentar será el gigantesco espejo que se alzará en medio de una zona céntrica con mucha circulación vehicular y de concentración de personas. Los efectos ya, se notan y son sólo un puñado de vidrios los que se han colocado en su fachada. El reflejo del sol ciega a los conductores que avanzan desde malecón dejando entrever causas para potenciales accidentes”, dice. 






El cubano argumenta su análisis sobre la base de otras experiencias similares alrededor del mundo.

“Al igual que otros emulos arquitectónicos por todo el mundo, la concentración de energía solar en una superficie tan grande como tan alta, afectará tanto a vehículos, personas como otros inmuebles a considerable distancia. No sólo el resplandor, el calor podría subir unos 20 grados, si no más, además de los ya cerca de 32 en un mediodía habanero clásico. Su efecto sería considerable sobre el plástico y otros materiales expuestos a su acción, sin demeritar el que podría ocasionar al interior de los inmuebles que cuenten con superficies también acristaladas”, añade.

Yoel Arias cree entonces que uno de los inmuebles que más se afectará será el Habana Libre, edificación característica del Vedado habanero.

“Uno de los más afectados sería el Hotel Habana Libre, un liliputiense en comparación con el gigante de la próxima esquina. Durante las primeras horas del día, el veterano edificio se verá castigado y también sus huéspedes”, explica.

Sin embargo, esta situación, dice Arias podría favorecer a que el gobierno tome algún tipo de medida para contrarrestar el daño.

“Este último caso podría salvar a los ciudadanos de a pie de tener que involucrarse en una batalla legal contra el emporio GAESA y la futura administración de la Torre K para que mitigue esos nocivos efectos. De no ser así pues veremos los efectos de un cambio climático a nivel local en el área de la rampa Habanera”, alega añadiendo “esperemos que el buen tino haga nido en las cabezas que toman decisiones sobre temas como estos.Vivir por ver”.

En Londres, capital del Reino Unido, se encuentra el edificio 20 Fenchurch Street, un rascacielos conocido por el daño que ha causado su cubierta. Los vidrios de las ventanas han actuado como lupas inmensas que aumentan en más de 20 grados la temperatura del lugar hacia donde apuntan; este diseño ha perjudicado a varios locales y establecimientos.

Según explican, en 2013 frieron huevos en una calle aledaña y un automóvil marca Jaguar resultó parcialmente derretido. Los rayos solares que el edificio refleja amplificados son denominados popularmente "Rayos de la muerte".

CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com