CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Maestro, nos vamos mañana: Desgarrador testimonio de Ulises Aquino, director de la Compañía Ópera de la Calle

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Ulises Aquino Guerra, director de la compañía Ópera de la Calle, compartió un desgarrador testimonio en sus redes sociales que vuelve a poner en la mesa el drama de la emigración cubana.

A Ulises se le han ido muchos de los miembros de su compañía en los últimos meses, cuando las cifras del éxodo de cubanos ha alcanzado cifras récords.

"Maestro, Uly, te llamo para decirte que nos vamos mañana. Cada una de esas llamada son un golpetazo en la cabeza. Han sido muchas llamadas, demasiadas llamadas", dijo.

"Cada integrante de mi Compañía que se marcha se lleva consigo muchos años míos, y de ellos. Dejan un hueco que será muy difícil de llenar. Lo peor es que no van pensando en "God Talent", ni en "La Voz". Se marchan pensando en trabajar, en luchar por la vida, en poder comer sin que sea un martirio, en soñar aunque los sueños no se cumplan, pero nadie les prohíbe soñar", agregó.

Para el artista, "ahí radica el gran problema. Hace mucho que este no es el sueño de muchas generaciones, más bien se ha convertido en la paranoia de los jóvenes y la pesadilla de los viejos. Solo los muy tercos como yo, seguimos pensando que otra Cuba es posible".


En diciembre de 2020 Aquino respondía a un comentario del perfil oficialista de Guerrero Cubano y hablaba sobre cómo la emigración había afectado también a su familia.

"Contrario a lo que piensas he entregado mi obra, mi esfuerzos y mi vida a tu misma revolución, y el quebranto de la familia lo he sentido en carne propia, viendo a mis hijos y mi nieta emigrando, corriendo de ese proyecto donde los sueños solo se imaginan saltando fronteras o viajando en balsas. Lo sé, lo sufro, como muchos, amigos y compañeros, vecinos y cientos de miles más, que como yo, entregamos lo más precioso que se pueda tener, la vida”, comentó.

"Tenemos que hablar de cuanto nos ha costado ese enorme aparato que nos dirige la vida, y al que este pueblo bloqueado tiene que financiar, sus carros, su gasolina, sus choferes, sus viajes, sus comidas, secretarias, auxiliares, y un ejército de gente por la que ni siquiera tenemos el derecho a escoger, y que al final del día, consumen en sus estructuras inmensas los magros recursos que nos van quedando, y a penas producimos", agregó.


Recomendado para ti: