CubitaNOW
x

Cubita NOW

Madre de joven trans condenada a 14 años de prisión en Cuba dice que a su hija intentaron violarla en la cárcel

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Ana María García, madre de una joven trans condenada a 14 años de cárcel en Cuba por su participación en las masivas manifestaciones del 11 de julio de 2021 asegura que no hay un minuto en que no extrañe a su hija.

Brenda Díaz se unió a las protestas en Güira de Melena, provincia de Mayabeque, y fue fue acusada y condenada por los delitos de “desorden público” y “sabotaje”. 

Según cuenta Ana María, las autoridades sostienen que Brenda inició la protesta en su localidad. No obstante ella asegura que "eso no es cierto, todos los que estuvieron ese día aquí en Güira dicen que ella no inició la manifestacion”, dijo.

"No hay un minuto que yo no la llore y que no la extrañe, yo diera mi sangre por que ella saliera de ese infierno donde está”, dijo visiblemente conmovida durante una entrevista con el medio independiente CubaNet.

“Se extraña mucho, las personas en el barrio me preguntan todo el tiempo por ella, porque era muy activa, muy sociable", agregó.

Ana María también denunció que su hija ha sido víctima de violencia en la cárcel para hombres en la que se encuentra, conocida como la prisión de Panamá, ubicada en el municipio de Güines de la misma provincia.

“Ella me cuenta poco porque sabe que yo sufro demasiado, pero se que ha tenido dos problemas en la cárcel, y uno fue por intento de violación", asegura.

"Ella se siente muy deprimida, mal, hoy se siente peor porque la rasparon más todavía, me dijo: mamá no quiero ni que me veas así", dijo la mujer, quien afirmó que a su hija le han cortado el pelo.

"El 29 de julio tengo la próxima visita. Son casi 70 kilómetros desde donde yo vivo, y el carro para llegar ronda los tres mil pesos”, explica la mujer.

Actualmente el caso de Brenda se encuentra en proceso de apelación. "Todavía no me han dado los resultados, desde el 17 de junio que se celebró el juicio. Hoy quiero ir a ver a la abogada para ver cual es la situacion del caso”, aseguró.

Durante la entrevista Ana María contó que el día de las protestas Brenda salió de su casa con un vestido y las autoridades tienen actualmente la prenda de ropa en su poder porque aseguran que la usó para "burlar a la policía" haciéndose pasar por mujer.

"Eso no es cierto tampoco porque ella se viste de mujer desde que tiene doce años. Siempre se ha vestido así y se ha maquilllado. Nunca se ha vestido de hombre", cuenta.

"Este ha sido un año fatal, un año demasiado duro, demasiado triste, demasiado todo", dice.

Ana María explicó que cuando a su hija la detuvieron el 11 de julio la Policía le dijo: "Ahora si vas a cargar años para que no te sigas haciendo la graciosa".

Antes de las protestas a Brenda no le daban trabajo porque le pedían vestirse de hombre como requisito. "No entiendo por qué razón tenía que vestirse de hombre".

Brenda trabajaba arreglando uñas y actuaba en un cabaret llamado Babilonia, en la comunidad.