CubitaNOW
x

Cubita NOW

Muere José Ramón Balaguer, exministro de salud de Cuba

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Ciencia y Salud, Cuba

Este viernes murió, a los 90 años de edad, el combatiente y médico cubano en el II Frente Frank País, José Ramón Balaguer Cabrera.

La noticia, confirmada por el diario oficialista Granma, refiere que Balaguer Cabrera, quien fuera fuerte colaborador del régimen, nació el 6 de junio de 1932 en la ciudad de Guantánamo.

Según se indica, realizó sus estudios primarios iniciales en un colegio de monjas y continuó luego en el Colegio La Salle, hasta terminar la preparatoria. Finalizó el bachillerato en Santiago de Cuba en 1949, fecha en que se trasladó a La Habana para estudiar la carrera de Medicina.

“Al producirse el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, sin abandonar sus estudios universitarios se incorporó a la lucha contra la tiranía de Batista y se integró al grupo de la FEU, participando en manifestaciones y huelgas estudiantiles”, recuerda Granma.

Dos años antes de que triunfara la revolución del dictador Fidel Castro, en mayo de 1957, Balaguer Cabrera se unió en Manzanillo al grupo que Frank País enviaba a la Sierra Maestra. Fue detenido en el Central Miranda y guardó prisión dos meses en la Cárcel de Boniato. En 1958 se incorporó como combatiente y médico de la Compañía B “Pedro Soto Alba”, en la Columna 19, Segundo Frente Oriental Frank País, participando en varios combates.

Después de que la dictadura tomó el poder, Balaguer Cabrera ocupó diversos cargos militares hasta Sustituto del Viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) del régimen.

“Entre 1976 y 1985 ocupó la responsabilidad de Primer Secretario del Comité Provincial del Partido en Santiago de Cuba; con posterioridad fue promovido a Miembro del Secretariado del Comité Central”, agrega la nota.

De igual modo, añade que desde 1990 se desempeñó como Embajador de Cuba en la antigua URSS, posteriormente Rusia. A su regreso en 1992, fue electo Miembro del Buró Político, órgano del que fungió como delegado en la provincia de Granma entre 1994 y 1995.

En el año 2004 Balaguer Cabrera fue designado como Ministro de Salud Pública y en el año 2010 se reincorporó al trabajo del Partido.

El médico ocupaba el cargo de titular del sector de la salud en 2010, cuando murieron de frío 26 pacientes en el Hospital Psiquiátrico de La Habana, conocido como Mazorra.

El régimen confirmó la noticia de la muerte de pacientes en el hospital. Según el informe oficial, los decesos se produjeron como consecuencia de la ola de frío que afectó esta semana al país.

El comunicado del Ministerio de Salud Pública dijo que "se produjo durante la última semana un incremento de la mortalidad de los pacientes ingresados y se reportan 26 fallecidos".

Sin embargo, de acuerdo con el reporte de BBC Mundo, se hablaba en la calle de más de 30 muertos.

Las autoridades señalaron que entre las causas que provocaron los decesos destacaba la negligencia, por "la no adopción oportuna de medidas" con los pacientes, sobre todo con aquellos que sufrían graves problemas respiratorios o cardiovasculares.

“En Cuba el hecho es sumamente grave: el ministro de Salud, José Ramón Balaguer, se presentó esta semana en el hospital, constituyó una comisión para investigar los hechos y se aseguró a la población que los responsables serán llevados ante los tribunales”, dijo entonces el citado medio que recogió denuncias de los vecinos.

“Las bajas temperaturas mantuvieron esta semana temblando a toda Cuba, sin embargo, no se produjeron valores que puedan provocar la muerte de personas, salvo que éstas estuvieran enfermas y además no fueran debidamente protegidas”, señaló el portal.

Algunos vecinos comunicaron al medio “que la mayoría de los muertos eran pacientes ancianos que sufrían de otras dolencias, particularmente respiratorias, pero agregaron que las condiciones del hospital son ‘deprimentes’”.

"Faltan los cristales en las ventanas, no hay colchas y la alimentación es pésima", dijeron anónimamente, y agregaron que muchos de los trabajadores del hospital que viven en la zona "crían puercos con la comida que le roban a los enfermos".

"Ahora trajeron una brigada de reparación y un camión de colchas, pero ya es tarde", indicó otra mujer que relató cómo es posible "encontrar pacientes a medio vestir en el Cupet (estación de gasolina) de enfrente pidiendo limosnas".