CubitaNOW
x

Cubita NOW

La chancleta perdida: Intelectual cubano analiza la bronca tumulturia en el concierto de Yomil

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

El intelectual cubano Julio César Guanche publicó un análisis en su blog sobre los disturbios en el concierto del reguetonero Yomil y los debates que sucedieron en relación a este.

"Creo que una de las grandes carencias cubanas es cómo producir respeto por el pueblo de Cuba", escribió en su artículo titulado La chancleta de Yomil.

El texto hace referencia a las críticas en las redes luego de que una de las personas que se encontraban en el lugar ofreciera una recompensa en las redes sociales para recuperar su chancleta, una copia de la marca Tommy Hilfiger, que se le perdió en el lugar.


“Revolucionarios celebran ese pueblo, mientras no haga acto de presencia por sí mismo, y sobre todo, si no sale a protestar, a la vez que están aterrillados por la vulgaridad, la “violencia” del lenguaje y acciones de la gente (de abajo). Por favor, que el pueblo no mencione la palabra pinga, que es una afrenta contra Martí, pero el presidente es un “pingú”, y qué maravilla", explica Guanche.

“Disidentes celebran ese pueblo, si sale a protestar, pero acto seguido se burlan de las chancletas, a la vez que pretenden cancelar a Los Van Van, hacerle boicot al mismísimo Chucho Valdés, y prohibir perrear con Yomil. Por favor, que el pueblo no mencione sin más la palabra “comunista”, porque es una afrenta contra la nación, como si la columna vertebral de la cultura cubana (en música, poesía, arquitectura, ciencias sociales, medicina, bioquímica y un millón de cosas más) no tuviese una deuda extraordinaria, escandalosamente masiva, con socialistas y comunistas.)", agrega.


Para muchos el concierto del reguetonero cubano formó parte de una estrategia del régimen de La Habana para calmar los ánimos de los pinareños luego de las protestas en el municipio de Los Palacios por los apagones.

Los videos de las broncas tumutltuarias en el lugar se viralizaron y en las redes sociales la chancleta perdida acaparó decenas de memes.

Al menos siete peleas se registraron simultáneamente en medio de la multitud que acudió al concierto, y que según dijeron los organizadores, rebasaba las 10 000 personas, la mayoría de las cuales se alejaron del lugar en estampida cuando comenzaron las broncas.

Para el analista Julio César Guanche el chancleteo mental que más le preocupa "es ver como normal que batallones de policías, con perros, sean la solución a la violencia presente en carnavales y conciertos populares masivos".

"El chancleteo mental es burlarse de una mujer que probablemente solo tiene chancletas de “salir” cuando intenta recuperar, 300 pesos mediante, su par de Tonys. Chancleteo mental es hablar por el pueblo y negarlo en el acto concreto en que se manifiesta como cuerpo social y cultural, lleno de problemas, olores propios, malas palabras y comportamientos no deseables", considera.

"No hay que atribuirle virtudes “esenciales” al pueblo, pero tampoco atavismos ni ignorancias trascendentales. Ni burlarse de lo que parece un acto pobre, barato, plebeyo, pero que es muchas veces la trama de la vida cotidiana popular", concluye.