CubitaNOW
x

Cubita NOW

Joven promesa del béisbol abandona Cuba con solo 15 años

Redacción de CubitaNOW

Estados Unidos, Sociedad, America Latina, Cuba

El jardinero Yuxnel Gato, nacido en la provincia de Matanzas, una joven promesa del béisbol cubano, abandonó la isla recientemente.

De acuerdo con el reporte del periodista Francys Romero, fuentes cercanas a Gato le confirmaron que el muchacho de apenas 15 años ya se encuentra en la República Dominicana.

Romero refiere que el chico intentará firmar con una organización de Grandes Ligas.

“Mientras dentro del béisbol de Cuba la emigración entre 18-25 años es más lenta, en las categorías inferiores existe una avalancha constante de salidas”, asegura el comunicador que indica que “la razón de esto no es el fallido acuerdo MLB-Cuba que citan los medios oficiales del país sino la deprimente situación económica y política, la que califica entre las peores de los últimos 60 años”.

Según Romero, Gato figuraba entre los mejores talentos de la isla al momento de su partida. Mide 5’11, pesa 160 libras y fue una de las sensaciones del último Nacional de su categoría.

“Su aproximación ofensiva es excelente con un swing bastante reformado y volumen de poder que pudiera aumentar”, detalló, en tanto, refirió que “el matancero fue uno de los atletas más destacados en el recién finalizado Campeonato Nacional 15-16, con .390 de average, 13 dobles y 4 cuadrangulares”.

Asimismo, asegura que “a la defensa posee un notable recorrido lo mismo en jardín central que en las esquinas. Varios de los peloteros que han participado con Cuba en los últimos mundiales de la categoría sub-12 y sub-15 no tuvieron el rendimiento de Gato en esta última temporada”.

De acuerdo con el reporte, su capacidad atlética y poder, así como también de disciplina en home “le llevó a conseguir más boletos que ponches son algunas de sus credenciales”.

Se suma Gato a una larga lista de deportistas que abandonan el país en busca de mejores oportunidades.

Esta semana trascendió la llegada a Estados Unidos de las basquetbolistas cubanas Yusleidis Miranda y Anay García, ambas integrantes de la selección nacional de Baloncesto que abandonaron sus contratos.

En junio pasado, Miranda y García viajaron a El Salvador con la intención de cumplir un contrato de tres meses con el club Liga Municipal Monseñor Romero, perteneciente a la Liga Mayor de Baloncesto Femenina de ese país.

Con ese equipo las cubanas estuvieron solo en tres choques pues interrumpieron sus contratos para iniciar una travesía por Centroamérica hacia Estados Unidos, país que las acogió recientemente.

Las cubanas de 26 años fueron miembros de una generación dorada de ese deporte en Pinar del Río, cuyo equipo se coronó en varias ocasiones consecutivas durante la anterior década junto a Anisleidy Galindo, Arlenis Romero, Taymi Fernández y Arletis Povea, etc.

según el reporte de la web Cubalite, “cuando todavía les quedaba tiempo por cumplir sus vínculos con la escuadra centroamericana, las vueltabajeras de 26 años decidieron abandonar su contrato y marchar hacia Estados Unidos”.

A finales de junio de este año, el basquetbolista cubano Raúl Neslier Abreu arribó a Miami, tras abandonar el equipo de Baloncesto de la isla durante un viaje a México.

"Según me confirman fuentes cercanas, el jugador Neslier Abreu que recientemente abandonó la Selección Cubana en Ciudad de México arribó está noche a Miami, Estados Unidos en un vuelo desde tierras aztecas", dijo en Twitter el periodista deportivo Henry Morales Márquez.

Todos estos basquetbolistas forman parte de un éxodo masivo de cubanos hacia Estados Unidos que se ha registrado en los últimos meses, cuya cifra supera la oleada de migrantes que llegó a suelo norteamericano durante la crisis de los balseros de 1994 en los años más duros del denominado Período Especial.

En marzo, por ejemplo, más de 32 000 cubanos ingresaron a EE.UU. a través de la frontera terrestre sur de ese país, una cifra récord que ilustra a las claras la desesperanza de los ciudadanos en la isla ante la actual crisis y la pésima gestión del régimen. En el éxodo de los balseros, se registraron 30 000 migrantes de la isla.