Policía de Florida resuelve misterio de bebé arrojada al mar en 2018

Redacción de CubitaNOW ~ viernes 16 de diciembre de 2022

Article feature image

Tras cuatro años y medio de investigaciones, la policía finalmente logró resolver el enigma de ‘Baby June’, una bebé de apenas dos semanas cuyo cadáver fue hallado flotando en el mar cerca de la costa de Boynton Beach, Florida.

Agentes policiales de Palm Beach arrestaron a Arya Singh, la madre de la criatura, quien será acusado de asesinato en primer grado en un caso que generó amplia conmoción ciudadana. La mujer de 29 años dijo a los investigadores que no sabía que estaba embarazada hasta el instante del parto, y que tampoco tenía constancia de que la bebé estuviese viva o muerta.

‘Baby June’ fue encontrada en el mar a 30 metros de la costa el 1 de junio del 2018 por un bombero fuera de servicio que navegaba en su embarcación y que inicialmente la confundió con una muñeca. Se cree que el cuerpecito de la bebé estuvo al menos un día en el agua, y que podría haber flotado una larga distancia entre los condados de Broward y Palm Beach. Debido a las condiciones del cadáver, un medico forense calificó su muerte de homicidio, aunque aparentemente ya había muerto cuando fue arrojada al mar.

“Hemos resuelto casos recientemente que tenían 25 años (sin solución). Nunca dejaremos a nadie atrás ni olvidaremos a las víctimas”, dijo el sheriff de Palm Beach, Ric Bradshaw, citado por la agencia EFE. “Y si eres la persona que hizo esto tampoco te vamos a olvidar nunca e iremos en tu búsqueda para llevarte ante la Justicia”.

Para la resolución del caso de ‘Baby June’ los detectives combinaron tácticas policiales tradicionales con pesquisas de genealogía genética altamente avanzadas, como las que condujeron al arresto en 2020 del asesino en serie de ‘Golden State’, autor de múltiples crímenes en las décadas de los 70s y 80s. 

Como no tenían pistas sobre el origen de la criatura o la identidad de sus padres, primero rastrearon las bases de datos de todos los recién nacidos en esas fechas en los condados de Palm Beach y Broward. Luego, a través de exámenes de ADN, determinaron que la bebé podría ser descendiente de personas originarias de Jamaica, Trinidad Tobago o Barbados ya que su perfil genético arrojaba un 50% asiática y la otra mitad africana, un patrón que usualmente se da en esas islas caribeñas.

“Construimos un árbol genealógico e identificamos a parientes cercanos”, explicó Julie Sikorsky, supervisora de la unidad biológica forense de Palm Beach. 

Al primero que identificaron fue al padre. El hombre dijo no saber nada al respecto, pero que había tenido una relación con una mujer que quedó embarazada durante las fechas bajo investigación, quien había prometido resolver la situación mediante un aborto.

Arya Singh fue localizada por una prueba encubierta de ADN a través de restos de basura. Seguidamente los detectives emplearon técnicas tradicionales como órdenes de registros de datos telefónicos y de localizaciones de GPS para reconstruir sus movimientos.

Al final, la oficina del sheriff de Palm Beach logró ubicar a la mujer en las fechas y el lugar donde arrojó al agua a su hija ‘Baby June’.


Recomendado para ti

Tambien te puede interesar