Fundador del cuarteto Los Zafiros regresa a Cuba 20 años después: “Es como volver a nacer”

Redacción de CubitaNOW ~ martes 24 de enero de 2023

Article feature image
Captura de video / Facebook de Los Zafiros-Oficial

El fundador del legendario cuarteto vocal Los Zafiros, Miguel Cancio, el único de los cantantes originales de la agrupación que aún vive, se encuentra de visita en Cuba después de más de 20 años sin viajar a la isla.

“Yo soy una gente fuerte, me sé controlar; pero lloro mi tierra como loco. La lloro todos los días allá en los Estados Unidos. ¿Cómo no voy a emocionarme cuando por fin he podido volver después de veintiún años sin pisar mi patria?”, dijo en La Habana, entrevistado por la revista OnCuba.

“Para mí, regresar a Cuba es como volver a nacer”, agregó. Cancio emigró a Estados Unidos en 1993, cuando hacía mucho que Los Zafiros habían dejado de existir y dos de sus integrantes, Leoncio Morúa (Kike) e Ignacio Elejalde, habían fallecido antes de los 40 años.

Luego murió Eduardo Hernández, conocido como El Chino, y en 2011 Miguel Galbán, quien sustituyó en la guitarra a Oscar Aguirre y se convirtió en director musical del grupo. Cancio expresó que el regreso a Cuba le provoca “una mezcla de alegría y de tristeza, por todo lo que viví aquí, y por mis hermanos —como se refiere a sus compañeros del grupo— que ya no están”.

Había estado antes solo en dos ocasiones en la isla. La primera, en 1997, para la filmación de la película “Zafiros, locura azul”, producida por su hijo, el polémico empresario cubanoamericano Hugo Cancio, dueño de la plataforma Katapulk cuestionada por sus vínculos con el gobierno cubano.

La segunda fue en 2001, cuando viajó para la grabación del documental “Los Zafiros, música desde el borde del tiempo”, dirigido por el estadounidense Lorenzo DeStefano. En su tercera visita, piensa ir al Cementerio de Colón, “a la tumba de mis hermanos”.

“Y ahora, cuando pase por algún lugar de La Habana en el que actuamos, o donde nos reuníamos a conversar, va a ser difícil contener las emociones, porque siento que ellos están siempre conmigo. Aquí mismo, en el hotel Riviera, nos hicimos la foto para la carátula de un disco, nosotros cinco. De ellos, soy el único que queda vivo. ¿Tú sabes cómo me siento por estar aquí después de tanto tiempo, en el mismo lugar? Pues me siento como si fuera joven otra vez, y ellos me estuvieran acompañando, con la misma alegría, con el mismo deseo de entonces”, expresó.

“Aunque me digan que La Habana ya no es la misma, que si hay calles que están destruidas y otra serie de cosas, eso no hace menos mi emoción por regresar, por volver a ver esos lugares que conozco de toda la vida. Todos envejecemos. Yo no estoy igual con más de 80 años que cuando tenía 20; es la ley de la vida. Y La Habana, aun maltratada, aun envejecida, diría que es como una mujer bella que, aunque esté golpeada por el tiempo, la belleza, la gracia, las mantiene todavía. Para mí La Habana siempre va a ser bella: lo fue, lo es y lo será. Igual que Cuba”, comentó.

Cancio asegura que ha dejado atrás cualquier diferencia o dolor del pasado. “Somos todos cubanos, los de aquí y los de allá. Y Cuba es de todos los cubanos, de todos los que la llevamos siempre en el corazón, volvamos o no volvamos”, dijo.

“Podemos no estar de acuerdo en la forma de pensar; pero somos hijos de la misma patria, nacimos de la misma tierra, que es como la madre nuestra. Y el que no quiere a su patria no quiere a nadie”, expuso.

También dijo que le debía mucho a Estados Unidos, país del cual es ciudadano, “pero añoro a mi patria diariamente”. “Por eso, estar aquí es como renacer. Me hace sentirme más cubano todavía, si eso fuera posible, y le pido a Dios que cuando me toque morir, me permita hacerlo en Cuba. Y si no es posible, quisiera que traigan a Cuba mis restos, mis cenizas; para descansar por siempre en ella. Ese es mi deseo”, sostuvo.

Los Zafiros fue un grupo de armonía vocal cubano creado en 1962, inspirado por grupos estadounidenses como The Platters. Formó parte de lo que se conoció en el país como el movimiento de filin o feeling. So sonoridad partía de una fusión de ritmos cubanos como el bolero, con doo-wop, baladas, R&B, calypso, Bossa Nova y el rock.


Recomendado para ti

Tambien te puede interesar