CubitaNOW
x

Cubita NOW

Roban piezas de oro de los dientes de un cubano en hospital de La Habana

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Ciencia y Salud, Cuba

La cubana María Julia Moya Méndez denunció el robo de piezas de oro de los dientes de un cubano fallecido en el Hospital Clínico quirúrgico “Julio Trigo López” de La Habana.

A través de sus redes sociales, Moya Méndez explicó que el fallecido, identificado como Yunel Montoya Noa, ingresó a ese centro el pasado 15 de julio con un derrame cerebral y estuvo ingresado hasta el día 24, cuando se produjo su deceso.

“Cayó en un coma profundo y permaneció en terapia intensiva sólo médicos y enfermeras estaban a cargo de él”, indica la denuncia que añade que la esposa del fallecido fue la que descubrió el robo.

“Su esposa pide ir a la morgue para darle un beso de despedida y se da cuenta de que le habían robado sus colmillos y filos de oro”, refiere el texto.

En tanto, añade que la mujer fue al hospital para pedir audiencia con las autoridades y conseguir respuestas ante tal suceso, sin embargo, no ha sido atendida por nadie.

“En el día de hoy pidió una entrevista con el director y no la atendió porque estaba reunido. La subdirectora le dijo que tenía que esperarse, no sé qué hay que esperar ante tal profanación”, apunta Moya Méndez.


La cubana, por otro lado, asegura que esto “no se va a quedar impune”.

En los comentarios de la publicación Saimi Fagundo, quien parece ser la esposa del fallecido, aseguró que continuará reclamando una respuesta de las autoridades del hospital, al tiempo que pidió que compartan para que se haga viral la denuncia.

“Así mismo, yo voy a esperar el jueves cuando tengan la reunión con todos para ver qué van a hacer, tiene que aparecer. Por favor, compartan para que se haga viral”, refirió la mujer que tiene en su perfil de Facebook varias fotografías en las que se le ve en compañía de Yunel Montoya Noa.

Una denuncia similar realizó hace pocas semanas Mailén Díaz, la única sobreviviente del accidente aéreo ocurrido en 2018 en La Habana, quien aseguró desde sus redes sociales que le habían robado sus pertenencias mientras la trasladaban a bordo de una ambulancia hasta el Hospital “Calixto García” en el Vedado.

De acuerdo con sus declaraciones, el personal del equipo paramédico le robó varias joyas cuando estaba en el vehículo de emergencias.

“Desde el minuto uno del accidente ese día, las personas que me trasladaron en ambulancia al Calixto García me robaron todas mis pertenencias, mis anillos, incluyendo mi anillo de compromiso y de casada... porque tenía tres meses de casada, las prendas que tenía puestas. Los paramédicos me lo robaron”, indicó.

A través de una directa de Facebook, reveló los hechos sobre el final de una trasmisión donde explica también que la familia no quiso denunciar al personal sanitario porque entonces su principal preocupación era la vida de la joven. Estando ingresada en el Centro Internacional de Restauración Neurológica (CIREN), supo por los familiares de lo sucedido, ante lo cual insistió en demandar a los presuntos responsables.

“Ya cuando yo estaba consciente y me enteré de lo que había pasado, dije que no, que yo quería justicia, denunciar a esas personas. ¿Cómo es posible que las personas que te van a salvar la vida, que te recogen de un lugar donde casi te mueres, te roben tus pertenencias?”, indicó.

El caso fue llevado a juicio y Díaz no pudo asistir porque se encontraba ingresada en el CIREN por su estado de salud. La joven refirió que sus familiares escucharon al personal involucrado en los hechos cuestionar el valor de las prendas. De igual modo, en la audiencia supieron que Díaz se cayó de la camilla cuando el vehículo transitaba cerca de la Ciudad Deportiva.

Tal detalle revela que no fue debidamente asegurada por los paramédicos para el traslado. “Cuando me caí, fue que vieron las prendas”, agregó Díaz, enumerando entre las posesiones robadas una gargantilla, un anillo de compromiso y dos más.

“Todo eso yo lo he tenido que aguantar, todo eso lo he tenido que pasar y, aun así, me pagaron 36 000 pesos cubanos. Ese pago fue ya cuando el dinero cubano no valía nada”, enfatizó.

Al asistir al banco a cobrar la suma —recordó—, le dijeron que había sido “privilegiada” porque le pagaron toda la cantidad junta debido a que ella “era quien era”. Le comentaron que ese monto de dinero se pagaba, por lo común, anual o de manera mensual.