CubitaNOW
x

Cubita NOW

Periodista oficialista cubano denuncia basurero en la calle 23 en La Habana

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

El periodista oficialista cubano Lázaro Manuel Alonso denunció este viernes un basurero en la céntrica calle 23 en el Vedado, La Habana.

"En la céntrica calle 23, frente a las oficinas donde se comercializan boletos aéreos, en el área conocida como la pecera. La desidia y el desamor por La Habana. Cortaron las ramas o se cayeron. ¿Qué institución lo hizo? ¿Quién las recoge? ¿Quién paga el televisor dañado por los palos? Eso sin contar que el lugar se ha convertido en un basurero", dijo Alonso en Facebook.

El vocero del régimen compartió imágenes de las ramas y la basurera en la calle 23.

"La obra de este educado pueblo que no deja de maravillarnos y sorprendernos", "ahora se fajan los de comunales de Plaza con los directivos de esos centros de trabajo de quién es la responsabilidad y eso sigue cochino, y eso es en un lugar céntrico y concurrido que dejaremos para los barrios que nadie visita" y "eso es para que vea que hay que denunciar lo mal hecho, sea una institución del estado o un particular. El desprecio a la revolución empieza si empezamos a justificar lo mal hecho", comentaron varios cubanos.

Cuba tiene transmisión del dengue en ocho provincias (Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Villa Clara, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Guantánamo y la Isla de la Juventud), 16 municipios y 23 áreas de salud.

"Hay 71 municipios del país de muy alto riesgo, donde se concentra más del 85% de la focalidad de Cuba y es donde más alta es la infestación en estos momentos", dijo este jueves el ministro de Salud Pública, doctor José Ángel Portal Miranda.

El pasado junio un padre cubano se quejó de los problemas en un círculo infantil en La Habana. Edgar Pérez compartió imágenes de las picaduras de mosquitos de su pequeño y del basurero frente a la instalación en Marianao.

"El círculo infantil 'Niños de Lídice', (el del basurero en la esquina) en Mariano Calle 122 e/ 71 y 69, cuenta con buenas seños, directora y trabajadores en general muy amables y educadas, pero también cuenta, al parecer desde hace tiempo, con un enjambre de mosquitos, y literalmente estoy hablando de olas de mosquitos", dijo Edgar Pérez en Facebook.

"Mi pequeño empezó en mayo su adaptación y desde ese momento fui testigo del problema. El aula no contaba ni siquiera con un ventilador por falta de electricidad, problema que solucioné hablando con la directora y colocando en alto desde afuera del aula un cable para que llegara al menos para conectar un ventilador", contó.

Sin embargo, "eso no solucionó el 'ataque vampiro' a los pequeños. Al niño hay que llevarlo cubierto con pantalón largo y mangas largas a pesar del calor, aún así, explicó una de las seños, cuando lo ponen a hacer pipí o caca los mosquitos atacan".

Pérez detalló que han ido al policlínico a pedir una fumigación: "No hay para fumigar (según nos explicaron. El recrudecimiento del bloqueo, etc) Y mientras los mosquitos siguen dándose gusto con los pequeños".

Edgar Pérez también compartió imágenes del basurero al lado del círculo infantil de su hijo. "Se roban los latones de basura para usar las ruedas y el plástico y entonces la basura se apodera de la calle, como aquí en 122 y 71 frente a un círculo infantil, donde vemos a la basura cruzando apunto de llegar al otro contén. El olor desagradable nos inunda conjuntamente con las moscas".