CubitaNOW
x

Cubita NOW

ONG advierte de “emergencia nacional” en Cuba por impacto de epidemias, hambruna y represión

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denuncia el alarmante deterioro de la situación económica y social en Cuba, de la mano de condiciones epidemiológicas y sanitarias graves, carencia de alimentos y medicamentos, apagones masivos y el incremento de la represión contra activistas y ciudadanos que protestan.

En los últimos días, se han reportado repuntes en los casos de Covid-19, el agravamiento de la epidemia de dengue –incluso con niños fallecidos–, una alerta epidemiológica por leptospirosis, cuadros de diarreas agudas y ausencia de ambulancias y otros recursos para la atención hospitalaria de la población, detalló este viernes en un comunicado de prensa.

"El sistema de salud cubano inoperante y paupérrimo, junto a la calamitosa situación higiénico-sanitaria, ha provocado la proliferación de numerosas enfermedades infectocontagiosas, a lo que hay que añadir las carencias en el sistema de diagnóstico y tratamientos", advirtió el OCDH.

Los apagones diarios en la isla, de hasta 20 horas, han provocado protestas en las calles de cientos de personas, en localidades como Los Palacios ( provincia de Pinar del Río), Jagüey Grande (Matanzas), y Caibarién y Sagüa la Grande (Villa Clara). Incluso, en la provincia de Mayabeque, se informa que ciudadanos prendieron fuego a la sede de la empresa eléctrica.

"La situación es explosiva. El régimen debe saber, y la comunidad internacional exiguírselo, que los problemas no se arreglarán con una mayor represión de las protestas populares", afirmó la ONG independiente con sede en Madrid, España.

"Frente a esto, el gobierno insiste en anuncios grandilocuentes, como el de las 75 medidas económicas, que son insuficientes e inútiles para transformar la economía cubana. Se suman a las 63 del año pasado, para supuestamente combatir la falta de alimentos. Sin embargo, la hambruna del país empeora", agregó el OCDH.


El presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel dijo en la Asamblea Nacional del Poder Popular que "están salaos con la energía" tras tres accidentes y que las protestas de los cubanos no van a resolver el actual problema, que no tiene una solución inmediata.

"Hay algunas personas que para expresar su malestar y su incomprensión, que es legítima porque están viviendo una situación de afectación, acuden al toque de cazuelas, vociferan expresiones en contra de los dirigentes. Alguno aprovecha la ocasión para decir alguna consigna contra la Revolución. Otros participan en hechos vandálicos y lanzan piedras, rompen cristales y con eso no se resuelve la situación que tenemos".

"Si lo hacen por convicción o no están respondiendo a lo que quiere la contrarrevolución. Y a los que quieren los que nos tienen bloqueados. Esos son los que primero han causado esta situación que tenemos. Estamos actuando en consonancia con el plan del enemigo, no con el plan de nosotros", dijo en referencia a Estados Unidos.

"El plan de nosotros tiene que ser de comprensión, de solidaridad, como siempre, de resistencia porque en el mundo los únicos apagones que hay en estos momentos no son los cubanos. Los cubanos tal vez sean los más famosos por toda esa propaganda que hay contra Cuba. Pero el mundo hoy está viviendo hoy una crisis energética también".

Díaz-Canel reconoció que están "salaos con esto de la energía. En menos de tres meses hemos tenido dos accidentes que nos han sacado más de 400 MW de generación (…) y que no tienen solución inmediata. De esas tres plantas hay una que no se va a recuperar y las otras no se resuelven con inmediatez".