CubitaNOW
x

Cubita NOW

Lo que entendieron los cubanos cuando el ministro pidió “moverse del punto A al B”

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Las críticas contra el ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández han crecido en las últimas horas desde que fue anunciado que el gobierno cubano comprará dólares oficialmente, aunque aún no venderá.

En el programa Mesa Redonda de la Televisión Cubana, la ministra del Banco Central de Cuba, Marta Wilson González confirmó que los bancos cubanos comprarán dólares a 120 pesos en moneda nacional, a partir de este jueves 4 de agosto, aclarando que aún no están en capacidad para vender.

En ese escenario el ministro de Economía, dejó una polémica declaración que los cubanos han catalogado de “trabalenguas”, y que ha dado pie a los conocidos memes.

“El punto de partida es el punto A y tenemos un diseño de una estrategia que hay que ir cambiando y vamos a movernos a iniciar una trayectoria para llegar al punto B. El punto B es toda la economía trabajando en moneda nacional con un único tipo de cambio”, dijo Gil Fernández, ante las cámaras.


Inmediatamente economistas, y ciudadanos en general han expresado su inconformidad con la nueva medida a través de redes sociales.

Para el economista Pedro Monreal: “Aquí cabe aquello de Marx acerca de que la historia se repite a sí misma, la primera vez como tragedia, la segunda como farsa. También aquello de Zizek de que la repetición a modo de farsa puede ser más terrorífica que la tragedia original”.


En su perfil en Facebook, el también economista y profesor cubano Oscar Fernández recordó que en 2021, los expertos de la isla le reclamaron al gobierno evaluar la taza de cambio pero no eliminar la compra y venta de monedas extranjeras; una medida que tomó el gobierno y que ahora retrocede, paulatinamente, mostrando indecisión, atraso y generando más desconfianza aun.


Para el cubano Walfrido Figueroa Noguez está claro que las medidas y contra medidas tomadas responden a un problema político: “Tanto tiempo perdido y ahora dijo que es imprescindible ese mercado cambiario. Pa’ atrás y pa’ alante cuando les da la gana. Juegan con el tiempo, la vida y con los derechos civiles de las personas. Es un problema político de falta de debate y de derechos”.

Otro cubano identificado como Roberto Pacheco Pérez analiza: “Nadie le explicó al ministro que si no venden divisas el mercado cambiario (como mercado al fin) se moverá por encima de la tasa de compra del gobierno, por lo tanto el gobierno se quedará sin comprar divisas igual que antes y el resultado será más inflación y el regreso al principio con 3 tasas de cambio en el mercado. Nada, desastre en fin. Que difícil se hace confiar en la dirección del país”.

Para la cubana Doris García Téllez solo queda “rezar”: “En mi opinión esta medida, igual que otras tomadas anteriormente, son como parches y no se ha proyectado el modelo económico como un sistema. Es por eso que adolecen de coherencia. Sinceramente, no comparto esta forma de trabajar con la Economía, no es esto lo que nos enseñaron. Y no por falta de opiniones, porque muchos especialistas han dado su criterio y no los han escuchado. Ahora...a reza”, advierte.

Rubén Padrón Garriga ve venir un incremento del costo de los artículos: “Si no venden pronto las consecuencias en el alza de los precios será insuperable”, señala.

José Ángel García Veloso declara que “el Estado está actuando como un especulador más, permitiendo que el dólar suba hasta el nivel que le conviene”.

“¿Cómo evitarán que no suba el cambio en el mercado informal si no venderán divisas de forma inmediata?”, se pregunta Rider Hernández Márquez que lanza su apreciación “supongo que el cambio sobrepase los 130 pesos, sobre todo porque hay una alta demanda de compra de divisas, ya veremos en qué para la puesta en escena, pero espero que la venta no se demore mucho”.