CubitaNOW
x

Cubita NOW

Llega a EE. UU. cubano que recibió disparo de guardacostas del régimen

Alberto Arego

Estados Unidos, Sociedad, Cuba

"Hace aproximadamente ocho meses fuimos agredidos por los guardacostas cubanos tratando de mejorar la vida de sus familias pero hoy 20 de julio de 2022 lograron llegar a los Estados Unidos", dijo este miércoles la esposa de un cubano que recibió un disparo con bala de goma de los guardacostas el pasado diciembre.

Yunier Gutiérrez intentó salir de Playa Baracoa, Artemisa, el 26 de diciembre pero lamentablemente un enfrentamiento con los Guardacostas del régimen tronchó su sueño de llegar a EE. UU.

Ahora su esposa, Lisaida Mochey Delgado celebra en Cuba que Gutiérrez llegó a EE.UU. "con el propósito de buscar la manera de alimentar a sus hijos y darles un mejor futuro. Los admiro por su valentía".

Mochey contó a Cubita NOW que "se fueron el domingo al amanecer lunes a las 2:00 a.m. Hicieron un buen viaje pero se demoraron porque había mucho sargazo".

En una embarcación rústica hecha por ellos mismos, salieron ocho personas –dos mujeres y seis hombres– desde una zona de Playa Baracoa conocida como La Loma. "Al llegar, la rústica se les estaba hundiendo".

Mochey pudo verlos por una videollamada en Whatsapp. "Mi primo estaba activado. Todos están en perfectas condiciones. Ya les habían dado ropa limpia. Estaban felices de haberlo logrado", cuenta esta madre cubana que pide disculpas por la rapidez con que escribe porque tiene a su bebé cargado.

"Dios permita que les ofrezcan ayuda. Espero sobre todo que estén bien y que podamos mejorar nuestras vidas y las de los otros tripulantes. Y que pronto podamos estar juntos", confesó.

Mochey recuerda que tras el balazo de goma que recibió su esposo de los guardacostas del régimen, les pusieron una multa de 3000 pesos. "Los hostigaron y más a mi primo. Cada rato lo citaban a la Policía a firmar un papel".

Además de Yunier Gutiérrez, también llegaron a EE. UU. Lázaro Pérez Delgado y Yasmani Arévalo Cervantes. Los tres estuvieron presentes cuando los guardacostas dispararon con balas de goma el pasado diciembre e hirieron en la cabeza a Gutiérrez.

"Mi bebé ha llorado cantidad a su papá y eso es muy difícil de vivir", dijo a Cubita NOW Dayana Araluce Cañete, esposa de Yasmani Arévalo Cervantes.

Arévalo denunció en diciembre la violencia de los guardacostas contra ellos. "Yo soy otro de los que pudo ser impactado por el disparo puesto que soy el primo del herido. Me encontraba justo a su derecha. Nunca me cansaré de repetirlo: son unos asesinos".

"Estos dos jóvenes, padres de familia, esposos e hijos de personas de a pie de este país, en su desesperación por luchar por un futuro mejor para su familia salieron en una embarcación rústica por Playa Baracoa junto a 11 jóvenes más, pero fueron vistos por la Grifi (guardafronteras cubanos) a una milla y media, violando todo lo escrito en las leyes de los derechos humanos", contó entonces.

"No pude llegar a un entendimiento civilizado con ellos para que pararan su travesía, sino que comenzaron a chocar la embarcación rústica para hundirla y no logrado esto lanzaron sogas. Quedó enredado uno de los jóvenes y sufrió quemaduras en su cuello y su brazo, ya que al partirse el tubo de escape producto de la soga lanzada le cayó en el brazo. Acto seguido se realizó un disparo con arma de fuego en la frente de otro joven con toda la intención puesto que se encontraba a menos de un metro de distancia. El capitán del barco de la Grifi celebró porque dijo que la misma suerte correrán todos los demás", agregó entonces.

Dayana Araluce Cañete recordó a Cubita NOW que a su esposo le pusieron multas de "3000 pesos de 1500 de 300 pesos. Por cualquier cosa los señalaban y les decían que ellos eran tremendos, que los estaban velando, les tenían el ojo arriba, asfixiado totalmente. Oyeeeee, este país lo que debe es de acabar de caerse este gobierno porque no hay quien viva. Ahora esperemos que a nosotras no nos digan nada".

La madre cubana contó que los chivatones de Playa Baracoa echaron pa´lante los intentos anteriores de salir de la Isla.

Araluche detalló que Emigración llamó al primo de su esposo y le pidieron los datos.

Cuando Cubita NOW preguntó si estaba dispuesta a dar su nombre, respondió tajante: "Claro, si nada es mentira. Todo lo hago para ayudar a mi esposo y así lucho por un poco por mi país diciendo las miserias en las que nos tiene sometido este gobierno. ¿Cuántas familias más tendrán que separarse así? Esto es duro".

"Yo estoy poniendo de mi parte por mi hijo pero estoy recién operada de apendicitis y encima perdimos un bebé porque venía con malformación. Todo ha sido muy duro pero Dios nos va a ayudar a salir adelante", agregó Dayana Araluce Cañete.