CubitaNOW
x

Cubita NOW

Humorista cubano Otto Ortiz pide 'solidaridad' a los dirigentes y se hace viral

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Arte y Cultura, Cuba

El humorista cubano Otto Ortiz se hizo viral en Facebook tras criticar “la solidaridad de La Habana”, anunciada por el Gobernador, Reinaldo García Zapata.

Luego de que el dirigente García Zapata dijera que habrá afectaciones eléctricas en la capital en “solidaridad” con otros territorios de Cuba, el artista Otto Ortiz pidió otros “sacrificios” para que el altruismo alcance noveles insospechados en la isla.

Otto Ortiz, reclamó “solidaridad” a las tiendas en MLC, a los dirigentes, a la televisión cubana, a la Federación Cubana de Béisbol e incluso a los polos turísticos.

Su publicación en Facebook ha sido compartida más de mil veces y tiene más de 700 comentarios:

Qué alegría saber que nuestra capital se ha solidarizado con el resto del país y va a asumir apagones por 4 horas varios días a la semana para que el resto de las provincias tengan menos afectaciones. Bello gesto de los capitalinos.

Creo que las tiendas en MLC deberían imitarnos y, varias veces a la semana y por 4 horas, vender sus productos en CUP, así podrían aminorar las afectaciones en los hogares cubanos.

La televisión cubana, a su vez, debería hacer una encuesta y quitar de su parrilla de programación los programas que menos gustan a los televidentes, en su horario poner el patrón de pruebas y, por consiguiente, ahorraríamos electricidad.

Varadero, Cayo Largo, Cayo Coco y los polos turísticos más importantes deberían donar extranjeros al resto del país y, con eso, garantizar que conozcan la verdadera Cuba y, con ello, llegue a todo el país todos los productos que detrás de ellos se mueven.

Los que andan en carros estatales todo el día deberían (donar), 4 horas al día, varios días a la semana, entregarlos y disfrutar de las bondades de los P, las botellas, las caminatas y más. Pero todos los que andan en carros estatales, todos.

La Comisión Nacional de Béisbol, a su vez, debería solidarizarse con los fanáticos de ese deporte y donar a ligas foráneas los nombres de los equipos de la Serie Élite.

En fin, podemos proponer miles de ideas y así solidarizamos en todo lo largo y ancho del país.

Otto Ortiz que usa su mejor carta (el humor) para criticar a dura situación del país recordó también que las palabras del gobernador fueron una falacia porque La Habana hace rato sufre cruentos apagones.

“Aclaro que La Habana hace rato coge sus buenos apagones, y no es por solidaridad, es porque somos cubanos y esto es para todos”, concluyó el cubano.




Desde su publicación otros ciudadanos de la isla aprovecharon para ironizar sobre las desigualdades sociales entre el pueblo y los dirigentes.

Raiza OH cree que “más solidaridad” se podría lograr si los dirigentes “hicieran dieta y bajar esas barrigas, en solidaridad y por vergüenza con el pueblo que no puede poner en sus tripas la cantidad de comida que ingieren esos, sólo para tomar malas decisiones. Es por citar ejemplos”.

Chiquy Menéndez, otra cubana pide también “pongamos a solidarizar a todos los dirigentes de este país y quisiera verlos 4 horas del día en la parada del P1 a las 2 pm de la tarde comiéndose una pizza de 70 $ pegada al cielo y un Zuko, almorzando algo para seguir una jornada laboral completa hasta las 5 pm y luego ver a unos cuantos de ellos de retorno a sus hogares trepándose hasta en un camión, eso pa creer que somos continuidad y que todos somos iguales como alguien dijo una vez”.

La semana anterior el Gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata afirmó: "este es el momento de contribuir para que el resto de Cuba tenga menos sufrimiento por los indeseables apagones…no es que a La Habana le van a tocar apagones porque el país no puede, no es que La Habana se está planteando que se den esos apagones para ayudar al resto del país, siendo justos, solidarios con nuestros hermanos, hermanas, familias, nuestro pueblo".

Sus palabras generaron cientos de publicaciones en redes sociales y miles de comentarios cubanos cargados de impotencia ante lo que consideraron una burla.