CubitaNOW
x

Cubita NOW

Habla la única sobreviviente al impacto de un rayo frente a la Casa Blanca: Mi lado izquierdo está carbonizado

Redacción de CubitaNOW

Estados Unidos

Amber Escudero-Kontostathis, una activista de 28 años de la ONG Threshold Giving, es la única sobreviviente al impacto de un rayo frente a la Casa Blanca a inicios de este mes.

La joven se encontraba cerca de la Casa Blanca recaudando fondos para refugiados cuando surgió una tormenta en el área en la noche del pasado cuatro de agosto.

Ella corrió hacia un gran árbol donde otras tres personas también se refugiaban de la tormenta: James Mueller, de 76 años y su esposa Donna Mueller, de 75, quienes estaban de visita en Washington para celebrar su aniversario de bodas y Brooks Lambertson, de 29 años, quien había viajado desde Los Ángeles por negocios.

De acuerdo a la información de los especialistas, seis rayos cayeron sobre el árbol en el grupo en ese instante y los mató a todos menos a Amber. 

"No sé por qué sobreviví", dijo Escudero-Kontostathis al ciclo "Good Morning America", en la que fue su primera entrevista desde aquel incidente. Y añadió: "No me siento bien por ser la única sobreviviente, eso es seguro. Estoy agradecida, pero simplemente no me siento bien por ser la única que se salvó".

“Me parte el corazón. Pienso en eso todo los días. Pienso en las familias que no tienen a sus seres queridos ahí. Es difícil. Voy a estar luchando con eso por mucho tiempo”, agregó.

Escudero fue atendida por agentes del servicio secreto y dos enfermeros, Nolan Haggard y Jessee Bonty, quienes estaban cerca del lugar y se acercaron para socorrer a los heridos.

A la joven la internaron en la unidad de cuidados intensivos del MedStar Washington Hospital Center, el único centro de quemados en el área de D.C. Los especialistas dijeron que la joven estaba en estado crítico debido a las quemaduras que había sufrido. Tampoco podía respirar bien. "Me morí y volví. Creo que no tuve latidos del corazón por algún tiempo. No sabes cuándo puede ser tu último día".

Amber dice estar traumatizada por todo lo vivido. Ese día esperaba a su novio para ir a celebrar el cumpleaños.

"Solo espero no haberlos detenido para hablar con ellos. Espero que no hayan estado allí por mi culpa", comentó entre lágrimas.

Sobre su estado de salud explicó: "No puedo simplemente levantarme y hacer cosas. Tengo que usar un andador, por ejemplo".

"Te despiertas y piensas que puedes levantarte e ir a cepillarte los dientes o tomar una taza de café y yo no puedo, todo mi lado izquierdo está carbonizado... Mentalmente, también un poco frustrada porque quiero estar trabajando y haciendo cosas", agregó.

“Son como 10,000 granos de arena pasando por un solo poro, y está pasando por mi cuerpo entero de aquí para bajo. Eso es lo peor por la noche”, detalló. 

“Ella pasó por algo que es tan raro y muchas veces no se sobrevive, así que no hay instrucciones sobre qué esperar después de que te impacta un rayo”, explicó la doctora Taryn Travis, una cirujana de quemaduras en institución hospitalaria en la que es atendida.

Amber espera regresar a su trabajo con el Comité Internacional de Rescate (IRC, por sus siglas en inglés) cuando se recupere de las quemaduras.

“Quiero estar allá defendiendo a las personas que no son tan afortunadas como yo que estoy recibiendo tanta atención, tratamiento y ayuda”, resaltó. 

Asimismo, agregó que planea hacer la maestría en relaciones internacionales en Johns Hopkins University.