CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Expulsan de trabajo en Salud Pública a activista cubana: 'Me voy con mi cabeza en alto'

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Los cubanos sufren la censura del régimen que los quiere callados y obedientes, sino son despedidos. Este martes la activista Yahima Díaz denunció que fue despedida de su trabajo como psicóloga en un policlínico en Pinar del Río.

"Me acaban de informar que por 'ausencias injustificadas' deben ponerme una medida disciplinaria que es separación del cargo de Psicóloga que ocupaba en el Policlínico 1 de Enero Consolación del Sur", dijo Díaz en Facebook.

"De más está decir que ese es el pretexto con que la policía política de Pinar de Río utiliza pues soy una piedra en sus zapatos que cada día les incomoda más", aseguró.

"Ya esto lo esperaba porque sabía que se venía cocinando. Como le dije al mismo directivo que me comunicó la medida que mi despido: era por motivos políticos y no por las mencionadas ausencias, pues yo había presentado un certificado médico por presentar problemas de salud".

"Nada voy a reclamar pues sé que quienes dirigen todo en este país están comprometidos y si no lo están los comprometen a la fuerza. Me voy con mi cabeza en alto", afirmó.

Yahima Díaz recibió el apoyo de varios cubanos.

"Un abrazo fuerte, Yahima. La justicia tarda pero llega. La verdad se impone. Es muy triste ese 'compromiso' del que hablas, no justifica nada. Es necesario de una vez que a la gente le dé vergüenza actuar injustamente contra otro cubano. ¡Fuerza!", dijo Miryorly García.

"Dios, no olvido tus palabras, amiga, aquel día que te recogimos el 12 de julio exactamente, nos dijiste que sabías que estaban locos por sacarte del sector de la Salud. Le eras un asunto incómodo a ellos y, como todo en este país, con mentiras y trampas lo lograron. No hay mal que por bien no venga tranquila y sigue con tu cabeza bien erguida. Sabes que nunca le has hecho daño a nadie, al contrario. Bendiciones, se te quiere", comentó Mayra Beatriz Rodríguez.

"Te apoyo. Yo tenía dos hijos y por presentar una carta por inconformidad de los sucesos del Mariel me expulsaron del trabajo con dos niños pequeños. Yo era un peligro para mis compañeros de trabajo", contó Aída María Alonso.

"Eso fue hace 30 años pues soy una vieja de 75 años y a los jóvenes les hablo hoy en día lo que es el comunismo: la mafia más degradante y ladrones corruptos. Levanten sus voces. Yo no me voy de este país", agregó Alonso.

Recomendado para ti: