CubitaNOW
x

Cubita NOW

Diputado cubano dice a ministro de Economía que datos de crecimiento son poco creíbles

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Un fragmento de la sesiones en la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba mostró leves destellos del hastío que invade a los cubanos.

Un diputado expresó al ministro de Economía Alejandro Gil Fernández que los datos ofrecidos por el titular fueron poco creíbles.

“Si a mí me dicen: ‘tienes que dar una Asamblea ahora donde soy diputado y expresa ahí cómo estamos creciendo en un 10%’, yo no sé porque hoy el pensamiento de la población es otro. Es difícil, con la cantidad de apagones que tenemos, como le vamos a hacer llegar al pueblo toda esta información, cuando no sabemos quién está hoy en apagón, quien no… yo lo tuve anoche hasta las tres de la mañana, lo vivo diariamente y es constantemente el trabajo político que tenemos que estar haciendo con la población y hasta con nuestra propia familia”, indicó el cubano.

Gil Fernández respondió justificando sus datos argumentando que el valor de crecimiento es sobre la base del desplome de otros años, que es una comparación con respecto a la caída de otros años pero que no puede traducirse en mejoras hasta que la economía se estabilice.






Aunque algunos cubanos han tachado el momento de 'pantomima', al menos demuestra que ni entre la propia cúpula del poder se tragan el cuento de crecimiento en medio de la crisis económica que afecta la isla.

El jueves pasado, el ministro de Economía y Planificación, dijo ante la Asamblea Nacional del Poder Popular en pleno que en el primer trimestre de 2022 el PIB de Cuba creció un 10.9%, con respecto a igual período del pasado año.

Ante el Parlamento cubano el también viceprimer ministro terminó por admitir que “el notable crecimiento de 10.9%”, con respecto a igual período del pasado año se debe a que en 2021 el país estaba prácticamente paralizado para esas fechas, casi una victoria pírrica.

“Es una tasa grande pero va contra un primer trimestre de 2021 donde estábamos prácticamente paralizados. En 2021 habíamos decrecido un 12.7”, dijo Gil.

Gil Fernández rememoró las cifras oficiales del cierre de 2021 para tratar de aclarar el entramado económico de 2022 y volvió a su criticada afirmación que “la economía cubana está en una recuperación gradual” de sus niveles de actividad, luego de “dos años consecutivos de contracción”.

Por supuesto su discurso, no faltó arrojar las culpas y responsabilidades al embargo de Estados Unidos.

Según afirmó Gil Fernández, Cuba tiene una brecha sobre el 10% para llegar a las cifras económicas de 2018, aunque “el comportamiento en 2021 constituye un paso a favor de una gradual recuperación”, agregó despertando dudas entre los oyentes que minutos antes le había escuchado decir que ya estábamos en la “gradual recuperación” no a “un paso de ella”.

Casi para reírse, en un país con una aguda crisis en los servicios de Salud, el ministro dijo que “las actividades con mayores números positivos son la salud pública y la asistencia social, las comunicaciones, hoteles y restaurantes -a partir de la apertura de fronteras- y la actividad de construcción. Mientras, decrecieron las actividades productivas y de comercio, entre ellas la industria manufacturera, el comercio y el suministro de electricidad, gas y agua”.

A pesar de la actual situación, el gobierno cubano pretende alcanzar un 4% de crecimiento de la economía al finalizar el actual año.