CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Despiden a cubana de trabajo estatal “por no quejarse por los canales correspondientes”

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

"Estoy en una situación bastante lamentable", dijo este lunes Yordanka Battle Moré, la joven cubana que fue despedida de una "empresa estatal socialista" tras denunciar públicamente la ineficiencia de los dirigentes tras una cola en La Habana.

"Hoy llegué a la oficina y me mandaron a llamar. La persona que me mandó a llamar lo dijo con un sentimiento de frustración enorme, pero me dijo las siguientes palabras: 'yo pasé por alto el tema de lo que sucedió con tu tía y lo de Salud Pública, pero ya eres un rostro muy visible, ya eres muy conocida, ya no tengo cómo protegerte'", dijo sin especificar dónde trabajaba.


"Evidentemente ya no pudo protegerme más y era mi cabeza o (su) cabeza. Esta persona me mostró una hoja de vida mía de una entidad estatal que se dedica investigar a las personas. En esa hoja de vida salió reflejada mi vida completa, salió a relucir incluso que yo tenía una laptop que me regaló mi expareja; que mi hermano ahora mismo no está viviendo con nosotros. Y una serie de detalles de mi vida que yo les confieso que ni yo misma me acordaba".

"Con lo que me mostraron muy probablemente yo ya no pueda optar por ningún puesto de trabajo en ninguna empresa estatal socialista. Yo voy a aplicar en cualquier otra empresa y si es verdad que no se les cierran las puertas a nadie, ahí va a quedar demostrado".

"Yo jamás he mencionado ningún nombre. Jamás he dicho ninguna consigna. Nadie me ha pagado. Jamás nadie ha tenido quejas de mí. Jamás he pisado una estación de Policía y eso también salió en mi hoja de vida. Jamás he hablado de algo que no conozco, he dicho nada que no tenga pruebas".

"Miren lo que sucede a una persona que lo que está es desesperada. ¿Saben qué es lo que sucede? 'El hecho no es que te quejes, quejarte tú te puedes quejar, decir lo que tú quieras lo puedes decir, pero en los canales correspondientes. Y tú has dejado ver al mundo la opinión que tú tienes'", contó que le dijeron al ser despedida.

"Solamente por decir mi opinión, solamente por decir lo que yo pienso, pero no decirlo en los canales correspondientes sino gritárselo al mundo miren lo que me pasó. Sencillamente ya no soy confiable".

Battle contó "el nivel de chantaje a una mujer indefensa, a una mujer que no tiene ni un pasaporte para irse a ningún lugar, a una mujer que tiene una madre enferma, a una mujer que no tiene a nadie, que no tiene nada, que tiene única y exclusivamente a su familia. Se burlan de mí diciéndome 'bueno, si por lo menos te hubieran pagado un dólar por cada directa, yo me callo la boca. Pero al final te embarraste de estiércol por gusto'".

"¿Por qué señores? Por decir lo que pienso sin ofender a nadie, sin articular ninguna mala palabra, por decir que estoy cansada de hacer cola, por decir que me siento miserable cuando tengo que hacer una cola para comprar picadillo. Por decir que me siento miserable porque cuando cobraba mi sueldo, tenía que hacer malabares para llegar a fin de mes. Por decir que me siento miserable cuando tengo una casa que se me está cayendo encima. Eso fue lo que me ocurrió".

"A mí me duele que calles como Galiano se estén depauperando. A mí me duele ver cómo se caen los edificios y como en su lugar construyen hoteles. Por decir eso, por criticar socialmente. Ah, pero no lo hice por los canales correspondientes".

"Soy una mujer que actualmente está sin trabajo. Por favor, si conocen a alguna persona que en un momento dado me pueda ofrecer alguna fuente de empleo, se los voy a agradecer porque tengo una madre que mantener".

Battle confesó que le teme más al reclamo de su madre que a lo que le está sucediendo. "No hay nada más frustrante que te digan la frase 'te lo dije, pero cómo tú siempre has hecho lo que te ha dado la gana y no escuchas a nadie'. Y ya estoy escuchando en mi oído toda la refriega que me va a echar mi madre".

También pidió a sus familiares que no le recriminen por sus directas y la situación.

"A todas aquellas personas que se alegran de lo que me está sucediendo yo les digo: hoy soy yo, pero mañana pueden ser ustedes. Y no es que me esté haciendo la víctima. Pruebenme qué hice, qué dije, que de verdad soy la mercenaria que ustedes me acusan. Pruébenlo".

"Yo no necesito que nadie me coja lástima porque tengo dos manos, dos pies, tengo cerebro, me puedo buscar la vida. Mañana me pongo en rally a buscar en qué negocio particular puedo trabajar".

"Lo que más me choca de todo esto es que sí te puedes quejar y está bien 'quejarse' y está bien 'protestar', pero en los canales correspondientes porque para eso hay una estructura. Aprendan de mi ejemplo, el que habla, lo paga. Miren lo que pasa cuando tú opinas de tu realidad personal en las redes".

Yordanka Battle Moré está "decepcionada, triste, desconcertada aún cuando sabía lo que me iba a pasar, pagando el precio de no ser rebaño. Estoy asumiendo las consecuencias de mi actos y pueden venir otras".

Recomendado para ti: