CubitaNOW
x

Cubita NOW

Cubano vuelve a Holguín y encuentra una ciudad desolada: “No pensé que el silencio molestara tanto”

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, America Latina, Cuba

Un joven comentarista deportivo cubano lamentó en redes sociales el aspecto desolador que encontró en ciudad de Holguín, a la cual regresó desde La Habana.

A través de una publicación el viernes que ha sido compartida cientos de veces y acumula otros cientos de comentarios y reacciones, describió un panorama que él mismo calificó de triste, al contrastarlo con el que conocía de años anteriores.

“Regresaba de La Habana y pude ver los mismos carteles. Les faltaba pintura, pero despertaron mi nostalgia por volver a Holguín. No sabía por qué no tenía ganas de sonreír, ni llorar”, escribió.    

“Al pasar cerca del parque Quijote sentí mi llegada a casa. No obstante, algo andaba mal y me negué a imaginarlo. Tan solo me centré en brindarle la misma mirada a la ciudad, como cuando era niño. Así le lancé una pregunta y no quiso responder”, agregó.

El comunicador habló de su reencuentro con un amigo y de cómo visitaron el Café Trovando, donde le sorprendió el servicio de la camarera. “Nos sirvió dos vasos de agua: nunca había visto eso, en ninguna cafetería holguinera. Este pueblo cambió, lo asumí”, refirió.

“La gentileza de la camarera me impulsó a sentir lo que no quería y decirle a mi amigo: siento soledad. Estamos solos, me dijo. Empezamos a caminar, vimos el parque Calixto sin niños, la Casa de la Música cerrada, a los taxistas sin ánimos de abordarnos, la Begonia sin "flores" y una piedra grande que le llaman de todo menos escultura”, exoresó.

“Mi terruño se ha convertido en uno de esos pueblos descritos por los escritores más tristes. La gente ha cambiado. Dice José Alberto que Holguín se ha transformado en una enorme terminal. Incluso, el poeta José Luis Serrano ha llamado infierno a la Avenida de Los Álamos. Y Frank me confirmó que nuestro grupo se ha desintegrado”, añadió.

De igual modo, le sorprendió el cierre de “tantos” sitios. “Son tantos los lugares cerrados en la Ciudad de los Parques que si la Loma de la Cruz tuviese puertas le ponen un candado. Tal parece que el pueblo se despide. No pensé que el silencio molestara tanto”, aseveró.

“La gente me pide que me vaya, la gente se quiere ir. Quizás soy un tonto y no me doy cuenta de que los holguineros están escondidos. Esto debe ser una fiesta sorpresa. ¡Por favor, dejen la broma!”, concluye en su publicación.

Cuba vive la peor crisis desde el comienzo de la revolución de Fidel Castro. Miles de personas abandonan la isla constantemente y no son pocas las descripciones de ciudades —incluyendo La Habana— con un aspecto luctuoso y calles desérticas, sin los caminantes, los sonidos o el ambiente que solía caracterizarlas.

En el día, las personas casi se concentran de manera particular en las extensas y tediosas colas para comprar alimentos, medicinas o algún artículo de primera necesidad, en medio del desabastecimiento generalizado. Las calles y los edificios sufren un deterioro que parece definitivo.

En abril, una influencer colombiana visitó la capital de Cuba y confesó su asombro ante la desolación de la ciudad. “No hay mucha gente, como les dije. Estamos impresionadas. No sabemos dónde están los millones de habitantes”, comentó.