CubitaNOW
x

Cubita NOW

Cubano que lleva 14 años esperando ayuda tras un huracán, sufre derrumbe en su vivienda

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Un cubano denuncia el abandono que ha sufrido el hogar de su familia afectado por años sin reparaciones, un huracán y recientemente un derrumbe parcial que fue propiciando por todo lo anterior.

Yusuf Abdul Rojas cree que el hogar de su abuela, una casa ubicada en Cabal, Nicaro, Mayarí, Holguín, no ha recibido atención porque en Cuba persiste la idea de que todo lo que proceda del pasado “yanqui” debe ser dejado en el olvido.

“Dejan que todo lo que huela a yanqui se derrumbe o lo derrumbemos como hicimos con los centrales, los mejores centrales de este país y esa gran fábrica de Níquel que tanto aportó a la economía de este país”, dice refiriéndose a la Empresa Comandante Rene Ramos Latour, pionera del níquel cubano antes “Nicaro Niquel Company”.

Según Yusuf Abdul Rojas en esa vivienda viven su abuela de 93 años, su madre de 63, además de un hijo y un bisnieto de su abuela. Hace cerca de 17 años cayó encima de la vivienda un árbol que afectó al menos un cuarto, para lo que les entregaron unas tejas de zinc que estaban en desuso porque habían sido desmontadas de algún sitio.

En 2008 cuando el huracán Ike el hogar sufrió nuevos daños, pero 14 años después siguen sin recibir ayuda para las afectaciones que causó el fenómeno climatológico.

“Desde entonces la casa empezó a deteriorarse producto de las filtraciones”, explica Rojas.

El cubano denuncia que ha continuado pidiendo ayuda sin respuesta de las autoridades: “ya hace cerca de 4 años llevé a mi madre a la oficina municipal de la vivienda, mandaron una comisión a la casa, hubo mediciones, y promesas (en eso tenemos el uno), seguimos llamando y esperando por que se cumplieran esas promesas, al ver que no teníamos respuestas, nos dirigimos vía telefónica a la oficina del gobierno y Partido provincial de atención a la población y continuaron las promesas y los bla bla bla, nunca quisieron dar un número directo que pudiéramos hablar con ningún representante del Gobierno o el Partido de la provincia”, agrega advirtiendo que quizás “llegar hasta la plaza de la Revolución y sentarse allí, hasta hablar con el presidente”, sea la solución para su problema.

Las desgracias no censan para la familia de Yusuf recientemente ocurrió un derrumbe parcial en esa vivienda.

“Por suerte no hubo daños humanos”, dice agregando que “se personaron en la casa técnicos de vivienda y el dirigente de la construcción del municipio Mayarí” pero señalaron que “no hay materiales” para colaborar con ellos “en situación semejante hay personas afectadas desde el 2008 aun sin respuestas”, agregó.

“¿Qué pretenden con todas estas mentiras que nos dijeron a mi madre y a mí? Y sé que aun seguirán tratando de justificar y convencernos”, reclama el cubano pidiendo que su denuncia llegue “a manos de las autoridades, principalmente del presidente y los que lo rodean en busca de alguna respuesta”.

En julio pasado, el Gobierno cubano reconoció solo haber logrado cumplir el 33% de su plan anual de construcción de viviendas en un país donde casi 90 000 hogares tienen piso de tierra y miles de personas viven en cuarterías sin servicios básicos.

Ante el Parlamento cubano, la Dirección General de Vivienda, precisó que hasta junio se solucionaron 3 099 afectaciones climatológicas, de las 10 523 planificadas en el año para un 38%