CubitaNOW
x

Cubita NOW

Cubano pide a la prensa oficial hablar de la dimensión humana del desastre en Matanzas

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Mientras los cubanos exigen más transparencia al régimen y su aparato de prensa sobre el incendio en la Base de Supertanques de Matanzas, el presidente designado, Miguel Díaz-Canel, felicitó a sus periodistas por la cobertura del siniestro. El crítico de arte cubano Jorge Gómez de Mello reflexionó sobre el rol de los medios de prensa cubanos y echó en falta la dimensión humana de la tragedia.

Díaz-Canel felicitó este martes a los periodistas oficialistas por "lo efectiva, lo objetiva que ha sido, lo creativa que ha sido, y sobre todo por cómo se han apoyado en las bellas historias de vida que hay aquí de entrega, de trabajo, de muchos de los protagonistas que están en los escenarios fundamentales y que ustedes han sabido reflejar desde el punto de vista emocional, sentimental. Eso da mucha credibilidad en lo que se está haciendo".

Sin embargo, Jorge Gómez de Mello señaló este miércoles que "es en casos extremos, como el del lamentable siniestro de Matanzas, cuando más se hace evidente la ausencia de una prensa objetiva, ágil e imparcial, capaz de informarnos sobre los detalles del evento en el momento preciso que está ocurriendo".

"Es sabido que el sistema informativo cubano (prensa plana, radio, TV, medios digitales) funciona bajo el control estricto del Partido Comunista de Cuba (PCC), que lo ha diseñado como un mecanismo rígido de propaganda política que censura y manipula la información de modo que únicamente lleguen a la población noticias, reportajes y datos favorables al partido y al gobierno", aclaró.

"En estos días hubiéramos necesitado que la TV y otros medios tuvieran la posibilidad y el interés de transmitirnos directamente, con empatía, cuál es la dimensión humana de la tragedia que están viviendo los pobladores del lugar, mostrándonos diferentes perspectivas de los sentimientos, inquietudes, dudas, necesidades y aspiraciones de la gente común, evitando la fraseología solemne plagada de agradecimientos y loas que acostumbran a transmitir", afirmó.

"Y también que nos hablen con objetividad sobre cuáles serán las afectaciones medioambientales para Matanzas y el resto del país. En casos como estos la población necesita estar realmente informada, para lo cual deberíamos contar con un sistema informativo dispuesto a entrevistar a diferentes expertos que ofrezcan opiniones profesionales, en vez de mostrarnos constantemente a funcionarios políticos que repiten siempre la misma palabrería triunfalista y proselitista acompañada de cifras y por cientos carentes de significado para los simples mortales".

"Necesitamos un periodismo investigativo desprejuiciado, capaz de analizar y pronosticar cómo afectará este desastre a la economía de un país en bancarrota desde hace años, y cuál será el costo político para esta nación cansada de tantas promesas incumplidas y sacrificios inútiles".

Jorge Gómez de Mello apuntó que es "capaz de entender que por razones de política de Estado y protocolos diplomáticos, el Gobierno cubano acostumbrado al secretismo no haga declaraciones claras sobre algunos temas estratégicos y delicados, como es el caso de la ayuda que podríamos haber recibido de los bomberos e instituciones de Estados Unidos".

"Pero no entiendo por qué la prensa no ha realizado un buen trabajo al respecto, explicando cuál es el trasfondo de las negociaciones que se han llevado a cabo y por qué nunca recibimos esa posible ayuda. La ausencia de información sobre este asunto ha creado un exceso de especulación en las redes sociales por parte de una población angustiada y desinformada".

"Me gustaría que, cuando se apague el fuego y se disipe el humo sobre la ciudad de Matanzas, la prensa nos informe honestamente, sin tapujos ni los acostumbrados secretismos, sobre los errores, las responsabilidades y las soluciones".

El crítico de arte reconoció y agradeció que "algunos medios digitales independientes y las redes sociales –ante la ineficacia de la prensa oficial cubana– han jugado un papel importante, especialmente en el caso de personas serias que han estado reportando los hechos al instante de ocurrir, y de profesionales que con conocimiento de los temas y sentido de responsabilidad nos han brindado análisis e informaciones especializadas muy certeras y necesarias".