CubitaNOW
x

Cubita NOW

Continúa la inestabilidad en la producción de cigarros en Cuba

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

La producción de cigarros está lejos de estabilizarse en Cuba, afectada por la falta de materias primas y la escasez de combustible, confirmaron desde el Grupo Empresarial Tabacuba que dirige Marino Murrillo el antiguo “zar” del Ordenamiento.

Según declaraciones de funcionarios de Tabacuba a la prensa oficialista, la entidad esperaba en 2021, que para este año existiese una situación más estable, pero el plan de producción de las fábricas estatales, de enero a junio de 2022, se cumple al 47 %.

El Grupo Empresarial Tabacuba, es el responsable de la producción del cigarro de consumo nacional a través de sus cuatro fábricas: Segundo Quincosa, en La Habana; Ramiro Lavandero, en Villa Clara; Juan D’ Mata Reyes, en Sancti Spíritus; y Lázaro Peña, en Holguín, así como de la empresa mixta Brascuba Cigarrillos, s.a., ubicada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

Desde esa entidad del estado cubano indicaron que el atraso “se debe, principalmente, a la falta de materiales directos utilizados en la industria cigarrera como el papel de cigarro, marquillas (caja de cigarros) y papel para envoltura (rueda o paquete de cigarro), que provocó la paralización de las fábricas en enero, marzo y mayo”.

Ahora se cree que al menos las fábricas de La Habana, Villa Clara y Sancti Spíritus no sufran paralizaciones hasta septiembre pues tienen los insumos para su producción, luego el futuro parace incierto en lo que se realizan “las acciones correspondientes para garantizar los materiales necesarios que permitan culminar la producción del año”.

En la fábrica de cigarros de Holguín, la situación es diferente. Tabacuba precisó que esta entidad se detendrá a finales de este mes agosto, por falta de marquillas.

“El papel utilizado en su fabricación llegará al país en la primera quincena de agosto y debe ser procesado en las imprentas antes de arribar a la fábrica”, explicaron.

Los constantes cortes eléctricos es otra causa que ha influido en la situación de escasez de los cigarrols, según explican “ha sido necesario que las fábricas estatales paren máquinas en el horario pico de 11:00 a.m. hasta la 1:00 p.m”.

Según los directivos de Tabacuba se asumen estrategias para estabilizar la producción, entre ellas mencionan que “las fábricas estatales han instaurado el trabajo en sábados no laborables y la reducción del tiempo de vacaciones masivas. Asimismo, algunas fábricas están haciendo dos turnos de trabajo”.

Otra alternativa enunciada “es la búsqueda de nuevos proveedores y ofertantes de servicios en la industria nacional, y se determinó utilizar el papel destinado a la fabricación de las envolturas para hacer las marquillas y comercializar de forma mayorista las cajas de cigarro dentro de cajas de cartón”.

Mientras las entidades estatales cubanas se hunden ante la falta de materias primas Brascuba, que es una empresa mixta con capital extranjero exhibe una situación muy distinta., de hecho el estado cubano se ha visto en la obligación de comprarle productos para abastecer el mercado nacional.

“Esta empresa mixta dedicada a la fabricación de cigarrillos de las marcas H. Upmann, Popular con filtro, Rothmans, Dunhill y Cohiba, con sus respectivas líneas, cumple su plan de producción hasta la fecha al 86 %. Para esto ha implantado tres turnos de trabajo los siete días de la semana”, explican.

El Grupo Empresarial Tabacuba ha reconocido que, desde finales de 2020 no ha habido en la isla estabilidad en la producción de cigarros, la falta de financiamiento impactó en la compra de papel de envoltura, marquillas y piezas para las fábricas de esa línea económica.

Durante 2021 la inestabilidad estuvo dada al déficit de las fábricas productoras por roturas imprevistas, problemas logísticos y de transportación, falta de materiales, y la paralización de algunas líneas o retrasos en las entregas a causa de la pandemia. 

Según Granma “se esperaba que para el primer trimestre de 2022 el panorama pudiera cambiar. Pero en agosto y la situación sigue compleja”.