CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

'Colapso' en notarías en Ciego de Ávila por falta de personal y otros problemas

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Las notarías en Ciego de Ávila están casi al punto del caos y el colapso por el aumento de la demanda de trámites, informó este miércoles el periódico oficialista Invasor.

"Tenemos prácticamente categorizado como colapsado el servicio notarial", dijo Taydi Almeteros Quiñónez, notaria principal y subdirectora provincial de Justicia, a la emisora oficialista Radio Surco.

"Un viernes en la mañana el teléfono de la notaría de Ciego de Ávila podría colapsar con mucha facilidad antes de que se agoten las citas para la próxima semana. Habrá quien llame una y otra vez, hasta agenciarse un día y una hora para su trámite, o quien lo intente con igual insistencia para, al final, escuchar que se agotaron los turnos, sin otro remedio que resignarse a esperar al próximo viernes", señaló la citada fuente.

En la notaría había antes "aglomeraciones en pleno bulevar y todo lo que ello implica (colas de madrugada, reventa de turnos, desorganización) los obstáculos a vencer para acceder a un notario. Un 'caos' que llegó de la mano del crecimiento en la demanda de los trámites notariales, sobre todo en la unidad notarial del municipio cabecera".

Yordan Carbonell Montiel, jefe del Departamento de Notarías y Registro Civil en la Dirección Provincial de Justicia, dijo que intentaron "ponerle freno con la implementación del sistema de citas por teléfono".

Sin embargo, algunos vecinos piensan que no es la mejor opción.

Marta Carralero Ordóñez contó que "para hacer una donación de vivienda a su nieta, llamó sin parar un viernes desde las 7:59 hasta las 9:34 a.m. y, cuando le contestaron, no quedaban turnos disponibles. Si pudo avanzar, sin tener que esperar otra semana, fue gracias a su vecina que, por ayudarla, lo intentó a la par y logró 'clasificar'".

En Ciego de Ávila solo trabajan cinco notarios de los 29 que tienen, detalló Carbonell. En las notarías de la provincia son autorizados diariamente un promedio de 50-60 documentos, cuando hace cinco años promediaban 30.

"La falta de notarios es apenas la punta del iceberg. El notario no es un simple tramitador. Debe redactar su documento, leer, asesorar y tratar por todos los medios de que esa persona que está ante él se vaya con un conocimiento básico del trámite que está haciendo".

A ese tiempo se suma, según Invasor, "pausas, casi obligatorias, las afectaciones del fluido eléctrico de los últimos meses, por más que 'la prioridad ha sido adelantar todo lo posible mientras haya electricidad', sin que eso pueda destrabar del todo el 'cuello de botella' pues, a diferencia de otros lugares, 'la rapidez de un servicio de notaría puede que genere tramitación, pero no calidad'".

Yordan Carbonell reconoció "que, a la par de los problemas objetivos, también 'existen indisciplinas, falta de sensibilidad, maltratos, peloteo. Ese cáncer sigue rondando'. Situaciones que, si bien no son habituales, no deberían existir; motivo por el cual, precisa, cuando se detectan y se prueban, acaban con la expulsión del implicado", reseñó Invasor.

Recomendado para ti: