CubitaNOW
x

Cubita NOW

Colapsa techo del salón de parto y cesárea de un hospital provincial en Ciego de Ávila

Redacción de CubitaNOW

Tecnologia, Sociedad, Ciencia y Salud, Cuba

El techo del salón de parto y cesárea del Hospital Provincial Antonio Luaces Iraola en la provincia de Ciego de Ávila colapsó esta semana, reportó el diario local Invasor.

Ese medio indicó que unos tres metros cuadrados de falso techo se vinieron abajo en la Unidad Obstétrica de esa institución ubicada en la ciudad cabecera de la central provincia. De acuerdo con el mencionado diario el sitio lleva años sometido a “acciones de reparación y mantenimiento continuas, que no constituyeron soluciones definitivas”.

Tras el incidente, Alberto Moronta Enrique, director del Antonio Luaces Iraola señaló que ahora deberán organizar la asistencia hacia el Hospital Provincial Roberto Rodríguez en Morón, con tal de que “se realicen allá todos los partos y cesáreas, excepto los de los pequeños con pesos extremos (menos de 1500 gramos), los cuales ingresan inmediatamente al servicio de Neonatología”.

El trabajo no será fácil según indica: “Hablamos de eliminar filtraciones y conductos de ventilación en desuso, que propiciaron humedad en las paredes; impermeabilizar la cubierta, mejorar la iluminación, enchapar, restaurar la carpintería, y arreglar las redes hidrosanitarias y las bóvedas de los salones quirúrgicos. Por otro lado, en Morón también se construye, por lo que la dinámica de trabajo es compleja”.

De acuerdo con Moronta Enrique recuperar la sala de partos es una situación inminente porque “las mujeres a término mostraban resistencia al ingreso en Morón”, además en ese otro hospital no hay capacidad suficiente para recibir tantas embarazadas “han debido hacer malabares para lidiar con la sobrecarga”.

El director del Antonio Luaces Iraola indicó también que “está costando materializar la inversión valorada en unos 10 millones de pesos necesita esfuerzos y recursos extras”.

Carlos Martínez Gómez, vicedirector del Programa Materno Infantil, en el Antonio Luaces indica que algunas pacientes han llegado a punto de dar a luz “en período expulsivo”, para evitar ser traslada y ha sido necesario asumir el nacimiento en el sitio donde ya no hay condiciones.

Por otro lado, el diario ha explicado que parir allí en los próximos meses no podrá ser posible “donde prácticas y protocolos convivirán con los esfuerzos por levantar una pared y la presión por las salas repletas y los traslados a destiempo”.

El artículo del medio oficialista defiende la reparación capital como única alternativa posible y recuerda que las estadísticas de 2021, revelaron que Ciego de Ávila tuvo la tasa de mortalidad infantil más alta del país.

Desde el año anterior, trabajadores del Hospital Provincial General Docente Doctor Antonio Luaces Iraola denunciaron la situación constructiva de los salones de parto y cesárea, y de otras estructuras en el centro médico como un desencadenante del alza de las infecciones asociadas a los servicios sanitarios y los pronósticos no son buenos.

En 2021, Ciego de Ávila mostró la tasa de mortalidad infantil más alta del país, cifrada en 13,8 por cada mil nacidos vivos. El número calificado de amargo por el diario local encerró en sí "45 niños menores de un año fallecidos en ese lapso, estadística que duplicó las muertes registradas en 2020".