CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Campesinos cubanos arrepentidos de pedir tierras al Estado: “Con esos precios, no se puede”

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, America Latina, Cuba

Campesinos cubanos se muestran arrepentidos de pedir tierras en usufructo al Estado, luego de que entidades ofrecieran a los productores áreas con tiempo sin explotar debido a las dificultades para hacerlo.

La Empresa Agroindustrial de Granos (Eaig) Los Palacios, en Pinar del Río, liberó recientemente más de 1000 hectáreas de tierra, entregadas a campesinos y personas con interés de dedicarse al cultivo del arroz y la ganadería.

Factores como la llamada Tarea Ordenamiento y la carencia del paquete tecnológico hicieron decrecer los indicadores considerablemente, apunta un reporte de la prensa oficialista local. Ariel García Pérez, director de la Eaig, explicó que ceder las tierras es una alternativa para poder explotar áreas que, debido a la escasez de recursos, se habían dejado de utilizar.

La entidad proveería recursos: semillas, agua, maquinaria, medios biológicos y abonos orgánicos. “Es un proceso que se ha realizado prácticamente en horas, sin trabas y que traerá como ventajas la producción de carne y leche, porque han solicitado tierras también para ganadería”, destacó el directivo.

Sin embargo, campesinos que se motivaron en un principio a pedir tierras lamentan las trabas y cambios en la ficha de costo desde que les ofrecieran las áreas y de un intercambio con funcionarios.

“Si yo sé que iba a ser así, no pido tierras. Me dieron dos caballerías y estoy agradecido porque antes era difícil coger un área. Pero con esos precios no se puede”, comentó Yoserky López Llobera, quien antes trabajaba como anegador, pero quedó desvinculado a causa de las carencias de la empresa.

“Me facilitaron dos caballerías de tierra, las cuales están roturadas por la ficha de costo vieja. El arroz necesita no menos de cuatro labores, que me salía como en 5 000 pesos, ahora son 10 800, solo en la preparación, sin contar lo demás en lo que hay que invertir”, lamentó otro campesino que lleva 10 años sembrando arroz y ahora es uno de los socios de la CCS Jorge González Ulloa.

“Lo que explicó el viceprimer ministro en su visita fue que lo mínimo por hectárea era alrededor de 13 000 pesos de ganancia, pero ahora le cambiaron el precio a todo: el agua, la semilla, la aviación, y si encima no hay paquete tecnológico, prácticamente sembramos a riesgo. Eso no fue lo que dijeron al principio”, agregó.

Otras trabas que denuncian los productores son las irregularidades con el crédito y la demora en el pago, que se ha extendido hasta cinco meses. “Son muchachos que siempre han estado desvinculados, se motivaron y todo, pero con lo de la ficha de costo, se echan otra vez para atrás, porque no quieren endeudarse”, señaló otro campesino.

“Hay muchos productores que tienen que solicitar un crédito y 53 de ellos son desvinculados. Primero deben hacerse clientes del Banco, y de acuerdo con su política, deben presentar un codeudor con no menos de 35 000 CUP en una cuenta fija. Quiere decir que esa persona va a pasar un poco más de trabajo para comenzar a producir la tierra”, explicó.

Según comentó, hay quienes solicitan un crédito y luego se van del país. “Los que tienen un nivel de preparación y que adquirieron algunos medios con el paso del tiempo, como picadoras o tractores, tienen una ventaja, pero la mayoría de las soluciones van a correr por el efectivo”, dijo.

Recomendado para ti: